Público
Público

La OTAN se refuerza en Afganistán, revisa su estrategia y designa nuevo jefe

Anoche no hubo acuerdo sobre la designación del futuro secretario general de la organización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los aliados de la OTAN han acordado hoy reforzar su compromiso con Afganistán, actualizar su estrategia y designar al primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, como secretario general a partir del 1 de agosto.

La cumbre de la OTAN se cerró hoy con varios acuerdos unánimes que prueban que la organización 'goza de buena salud' con sus 60 años recién cumplidos, según resumió en rueda de prensa el secretario general saliente, el holandés Jaap de Hoop Scheffer.

Además, los aliados han dado la bienvenida a dos nuevos Estados miembros -Albania y Croacia-, han celebrado la reincorporación de Francia a la estructura militar, después de 43 años de ausencia, y han decidido revitalizar la relación con Rusia.

Los aliados europeos de la OTAN han prometido un total de 5.000 soldados más para Afganitán, afirmó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, tras la clausura de la cumbre de la Alianza en Estrasburgo.

En declaraciones a la prensa que acompaña al presidente de EEUU, Barack Obama, Gibbs afirmó que el mandatario se encuentra complacido por los resultados de la reunión, que conmemoraba el 60 aniversario de la Alianza y a la que EEUU acudió para solicitar un mayor esfuerzo de sus socios en Afganistán.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, elogiaron hoy, en la apertura de los debates del Consejo Atlántico, la nueva estrategia del presidente estadounidense, Barack Obama, para Afganistán.

'Quisiera decirle al presidente Obama lo mucho que valoro su nuevo enfoque sobre Afganistán. No tenemos derecho a perder, allí se juega una parte de la libertad del mundo', dijo el jefe del Estado francés.

Tras las palabras de bienvenida del secretario general de la organización, Jaap de Hoop Scheffer, intervinieron el presidente francés y la canciller alemana, Angela Merkel, como anfitriones de esta cumbre del 60 aniversario.

Sarkozy defendió la 'afganización' de la misión en aquel país, es decir, la transferencia paulatina de la responsabilidad a las autoridades civiles y militares afganas, principio que inspira también el nuevo enfoque estadounidense.

Merkel expresó su 'reconocimiento' por la nueva estrategia estadounidense. Afganistán, dijo la canciller alemana, 'es la prueba de la verdad' para la Alianza. Destacó la necesidad de seguir vigilantes para que 'ningún terrorista pueda vivir allí' y confirmó que Alemania contribuirá al esfuerzo internacional, aunque habrá que 'hacer balance honesto' de los avances.

El presidente francés manifestó por otro lado que, en Europa, 'estamos orgullosos de trabajar con el presidente Obama', quien ha 'comprendido que la Europa de la defensa no se contrapone a la OTAN, sino que es un complemento'.

Sarkozy afirmó igualmente que la OTAN es una organización 'al servicio de la paz, no de la guerra' y que el hecho de que Francia y Alemania hayan querido albergar juntos esta cumbre 'muestra la voluntad de paz' en la que se funda la alianza.

Para franceses y alemanes, 'la amistad no es una elección, sino una obligación. Ha habido en el pasado millones de muertos entre nosotros'. Sarkozy comunicó a continuación a todos los miembros del Consejo Atlántico la decisión de Francia de 'ocupar todo su lugar' en la organización, con el regreso a la estructura militar.

'Somos de la familia. Tenemos nuestras convicciones, pero queremos decir a todos que pueden contar con Francia'. También defendió la necesidad de renovar el concepto estratégico, que data de 1999 y 'desde entonces hemos cambiado de siglo'. 'Necesitamos una estrategia para el siglo XXI', declaró Sarkozy.

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, se mostró hoy 'convencido' de que 'a pesar de las dificultades', con 'perseverancia' la alianza podrá 'ayudar a los afganos a que su país entre en una nueva era en la que no represente más amenazas a la seguridad internacional'.

En las palabras de apertura del Consejo Atlántico Scheffer se refirió a la operación en Afganistán como 'la más ambiciosa que jamás ha iniciado la Alianza'.

'Hoy nos centramos en ayudar a Afganistán a conseguir un mejor porvenir', dijo Scheffer tras guardar un minuto de silencio junto a los 28 líderes de la OTAN por los caídos en operaciones de la organización, durante la parte pública de la reunión comenzada con una hora de retraso.

Después, ya a puerta cerrada, los aliados han iniciado una discusión para responder a la nueva estrategia del presidente estadounidense, Barack Obama, para Afganistán y Pakistán, que tiene como eje la destrucción de la red Al Qaeda y la formación de las fuerzas afganas para que se hagan cargo de la seguridad de su país.

Además, Scheffer dio la bienvenida a los dos nuevos miembros de la Alianza, Croacia y Albania, y saludó 'con calor' la vuelta de Francia a la estructura militar de la OTAN.

'Esta decisión contribuirá en efecto a reforzar la cohesión de la comunidad de objetivos de la Alianza', dijo el secretario general, sentado junto a los anfitriones de la Cumbre: el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Ángela Merkel.

La reunión está presidida por el ejemplar original del Tratado de Washington firmado el 4 de abril de 1949 por Estados Unidos, Canadá y diez países europeos para sellar un pacto de defensa mutua para frenar la imparable expansión soviética en Europa tras la derrota del régimen nazi.

Según Scheffer, la celebración de esta Cumbre demuestra que la 'esperanza' de los que hace hoy sesenta años expresaron su deseo de que esa alianza fuera duradera 'se ha hecho realidad'.

Más noticias en Política y Sociedad