Público
Público

Paco Morán vuelve a los escenarios en el papel de hipocondríaco de hospital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor Paco Morán, repuesto tras tres hospitalizaciones vuelve a las tablas con el "Enfermo imaginario", una comedia escrita por Pau Miró y Marc Rosich que se representará en el Teatro Condal de Barcelona, el mimo escenario en el que ha actuado hasta hace poco su eterno compañero de reparto, Joan Pera.

A sus 77 años, el actor cordobés afincado en la capital catalana ha presentado hoy el espectáculo que protagonizará a partir del 3 de abril y hasta el 4 de mayo, dirigido por Antonio Calvo.

Tras dos años sin pisar el escenario, Morán se erige en protagonista de "un traje construido muy a su medida y a su manera de hacer", según Rosich.

El texto está escrito por dos autores de diferentes estilos, y aunque "no tiene nada que ver con la obra" del mismo título de Molière, ni es una versión de la misma, ha dicho Rosich, sí toma de ella el título, el nombre de su protagonista y el tema de la hipocondría.

Morán recrea a Jorge Argán, un hipocondríaco que se inventa enfermedades para quedarse en el hospital y "hace todo lo posible para aferrarse a las sábanas de la cama", ha explicado Rosich.

En el escenario, dos camas cedidas por el centro hospitalario Can Ruti de Badalona (Barcelona), uno de los hospitales que tuvo a Morán como enfermo real y en el que estuvo internado en tres ocasiones.

Completan el reparto Enric Boixadera, en el papel del Juez Casas, compañero de hospital de Jorge Argán; Marta Domingo en el de María del Carmen Argán, hija del protagonista; Norbert Ibero en el de hermano del protagonista; Rosa Serra en el de enfermera y Enric Llort en el del médico que le atiende.

Inasequible al desaliento y tras reconocer que en algún momento, tras superar un coma de 20 días por una grave infección estomacal, se había plateado tirar la toalla, Morán ha dicho querer morir en el escenario.

Morán aparece en escena ataviado con un pijama de color burdeos hasta que le echan del hospital al descubrir que no tiene nada, ha desvelado el actor.

El emblemático cordobés afincado en Barcelona ha señalado que está ansioso por volver al escenario precisamente este año para cumplir subido a las tablas el medio siglo de carrera, que empezó con una comedia de Juan Guerrero Zamora en 1958.

El actor, que fue productor y director de varios de los espectáculos presentados en el ya desaparecido Teatro Martínez Soria del Paralelo barcelonés, ha alabado el trabajo de dirección del espectáculo y quiere que el director le ponga "las bridas".

Rosich y Calvo, a su vez, han elogiado la profesionalidad de Morán que "huele a comedia" y la "gran escuela" que ha significado trabajar con él, ha dicho el segundo.

Morán tiene en su haber cerca de 40 obras de teatro y una treintena de películas y está pendiente de estrenar un largometraje titulado "Última sesión", en el que interpreta a un acomodador de cine próximo a jubilarse.

Su vuelta al teatro se hace en esta ocasión sin su habitual compañero de reparto durante más de una década, el actor catalán Joan Pera, con quien no descarta reunirse en el futuro.