Público
Público

La PAH ocupa un banco en Málaga reivindicando la dación en pago

Tres activistas de la Plataforma Afectados por la Hipoteca protestan en ropa interior contra la Unión de Créditos Inmobiliarios, que depende del Santander

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 40 integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han ocupado este viernes una sucursal del Banco Santander en Málaga y tres manifestantes se han quedado en ropa interior. Las mujeres han dejado ver las consignas que llevaban pintadas en sus cuerpos: reivindicaban la dación en pago tras haber recibido una préstamo hipotecario de la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), que pertenece a la entidad Banco Santander.

La ocupación de la entidad se ha prolongado durante unos 40 minutos y no ha afectado al desarrollo normal de su actividad, ya que seguía recibiendo clientes y curiosos que intentaban fotografiar la acción. Durante la protesta, que se ha convocado simultáneamente en otras ciudades españolas, los activistas han interpretado canciones flamencas con letras que hacían alusión al régimen hipotecario del Santander. Los manifestantes han dejado la sucursal por su propia voluntad y no ha tenido que intervenir el Cuerpo Nacional de Policía, que se ha personado en el lugar tras finalizar la acción.

La portavoz de la PAH en Málaga, Isabel Jiménez, ha señalado que solicitan 'la dación el pago o alquileres sociales para aquellos que no pueden pagar los créditos de UCI' y que la acción se ha llevado a cabo en el Santander para pedir un mediador. Fuera de la sucursal, otro grupo de unas 20 personas ha llevado a cabo una campaña informativa sobre la situación de los desahucios en España.

Una veintena de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) también han ocupado este viernes la oficina principal del Banco de Santander de Sevilla para protestar contra las hipotecas 'abusivas' de la Unión de Crédito Inmobiliario (UCI), una protesta que, según afirman, se ha desarrollado en 50 ciudades.

El portavoz de la PAH en Sevilla, Francisco Gracia, ha explicado a los periodistas que con esta protesta intentan que el Banco de Santander 'admita que la UCI es suya y que no vayan por ahí con esa imagen limpia' como la que asegura que tiene el presidente de la entidad, Emilio Botín, 'cuando están tirando a la gente a la calle'.

En la sede del edificio ocupado, miembros de la PAH vestidos con camisetas verdes mostraron carteles pidiendo 'Justicia y castigo' para los directivos del Santander y gritando 'tenemos la solución, banqueros a prisión' y 'sí se puede'.

Varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía entraron en la sucursal y cuatro vehículos policiales se apostaron frente a la puerta, donde una treintena de personas colocaron un ataúd y exhibieron pancartas contra el banco, una de ellas con la leyenda: 'Este banco engaña, estafa, te desahucia y te deja con una deuda de por vida'.

El portavoz de la PAH ha subrayado que UCI es 'el banco subprime del Santander', que desvía a esa empresa préstamos dudosos o sin suficientes garantías y ofrece 'lo peor' que existe en el mercado inmobiliario.

También ha reprochado que UCI carece de interlocutores y no pueden negociar con ellos para 'hacer justicia' contra las 'cláusulas abusivas, que son una regla', con intereses de demora que llegan al 30 %, según ha subrayado el portavoz.

Más noticias en Política y Sociedad