Público
Público

Los países contribuyentes piden más recortes en el presupuesto de la UE

España, Francia e Irlanda hacen un frente común para aumentar el dinero destinado a la política agraria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes de la Unión Europea (UE) reanudaron este viernes a mediodía su cumbre extraordinaria sobre el presupuesto comunitario para 2014-2020 , con los recortes planteados por el presidente del Consejo Europeo y con escasas perspectivas de llegar a un acuerdo .

Alemania, Reino Unido y el resto de países contribuyentes netos a las arcas comunitarias consideran insuficiente el recorte de 80.000 millones de euros al presupuesto de la UE para 2014-2020 propuesto por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Reclaman más reducciones, especialmente en el gasto en eurofuncionarios e instituciones comunitarias.

Frente a la postura de los países más ricos, surgen las de otros países como España. Mariano Rajoy ha defendido hoy sus propuestas sobre el próximo presupuesto comuniario ante el primer ministro británico, David Cameron, y su homólogo holandés, Mark Rutte, dos de los defensores de la reducción máxima para partidas como la agricultura o la cohesión. De hecho, España, Francia e Irlanda han acordado hacer un frente común para intentar aumentar las partidas previstas en el último documento del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en materia de política agraria por considerarlas insuficientes. En concreto, estos países piden 6.000 millones de euros más para las políticas agrícolas.

En este apartado, la última propuesta de presupuesto de la UE en el periodo 2014-2020 aumenta en 7.700 millones de euros los previstos inicialmente para este apartado. Sin embargo, fuentes de la delegación española han informado de que el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy; el presidente francés, François Hollande; y el primer ministro irlandés, Enda Kenny, han mantenido contactos esta mañana y se han aliado para lograr que ese aumento sea mayor.

La disminución mínima adicional debería ser de entre 10.000 y 20.000 millones de euros, según han informado fuentes diplomáticas. 'Rajoy cobra 75.000 euros brutos al año. No hay mucha gente en la Comisión que gane menos', ha señalado un funcionario europeo. En su última oferta, Van Rompuy no plantea ningún recorte en administración, algo que ha enfadado a los contribuyentes netos, que si bien admiten que los ahorros en esta partida nunca serán significativos, resaltan su valor simbólico tras los recortes impuestos a los salarios de los funcionarios en muchos Estados miembros.

'Rajoy cobra 75.000 euros brutos al año. No hay mucha gente en la Comisión que gane menos'

'La última propuesta de Van Rompuy no es una base para el acuerdo' para los contribuyentes netos, afirman las fuentes consultadas. 'No se trata de uno contra veintiséis (en referencia a un veto de Londres) sino que se opone el grupo de los países que pagan', resaltan.

Este grupo (en el que están también Dinamarca, Suecia, Finlandia y Austria) cree además que el último plan Van Rompuy empeora la situación, ya que no sólo no aumente el recorte de 80.000 millones de euros, sino que además aumenta la ayuda a las regiones y a la agricultura a costa de los fondos en I+D e infraestructuras, que son más importantes para estos países.

Alemania en particular ve imposible el acuerdo sobre estas bases porque su contribución neta a las arcas comunitarias (que está entre el 0,3% y el 0,4% de su PIB) incluso aumentaría hasta entre el 0,4% y el 0,5%.

Pese al rechazo de los contribuyentes netos, Van Rompuy pretende celebrar una nueva ronda de reuniones bilaterales durante la tarde en un intento final de lograr un acuerdo. La primera reunión será con la canciller alemana, Angela Merkel.

Más noticias en Política y Sociedad