Público
Público

Paisley anuncia su dimisión al frente del Gobierno compartido entre católicos y protestantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El reverendo Ian Paisley anunció hoy su dimisión como ministro principal del Gobierno norirlandés, de poder compartido entre católicos y protestantes y que, tras años negándose, aceptó finalmente encabezar en mayo pasado.

Paisley, quien también dejará el liderazgo del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), dijo que hará efectivas ambas renuncias en mayo próximo y justificó su decisión en la presión ejercida en las últimas semanas desde el seno de su propia formación para que abandone sus cargos en favor de los más jóvenes.

El reverendo protestante, de 81 años y que lleva casi cuatro décadas al frente del DUP, continuará ejerciendo como diputado en el Parlamento de Londres y como miembro de la Asamblea norirlandesa por su circunscripción de North Antrim.

Se retirará del primer plano de la política norirlandesa justo un año después de que él mismo y el "número dos" del Sinn Fein (el brazo político del IRA), Martin McGuinness, aceptaran encabezar un Gobierno autónomo norirlandés de poder compartido entre protestantes y católicos.

La dimisión se hará efectiva tras la celebración de una conferencia sobre inversión en Belfast, organizada por el Gobierno norirlandés.

"Llegué a esta decisión hace unas semanas cuando estaba pensando mucho sobre la conferencia y lo que iba a ocurrir después de la conferencia. Creí que es una señal, una gran señal, y sería un momento muy apropiado para mí para retirarme", explicó el reverendo.

El anuncio de Paisley se produce poco después de que su hijo, del mismo nombre, dimitiera de su cargo en el Gobierno norirlandés, al acentuarse las críticas por la relación empresarial que mantiene con un conocido constructor de la provincia.

El reverendo dijo hoy que su dimisión no tenía que ver con la renuncia de su hijo, quien, en su opinión, ha sido "muy maltratado".

El anuncio llega, igualmente, tras las crecientes críticas en el seno de su partido por el impacto electoral que puedan tener las imágenes de él junto a McGuinness bromeando en público, que les ha hecho ganarse el apodo de "Los Hermanos Risitas" ("The Chuckle Brothers"), según la prensa norirlandesa.

La anunciada dimisión de uno de los protagonistas de la historia reciente norirlandesa ha generado una cadena de reacciones, desde dentro de la provincia y del resto del país.

Su segundo al frente del Ejecutivo de Belfast, el republicano Martin McGuinness, se apresuró a rendir tributo al octogenario líder unionista por su papel en lograr un Gobierno de poder compartido en la provincia.

"Esta decisión histórica que tomó de formar un Gobierno con el Sinn Fein ha cambiado el curso de la historia irlandesa para siempre", aseguró.

El líder del Sinn Fein, Gerry Adams, quien fuera durante décadas su mayor enemigo, destacó que la carrera de Paisley "ha terminado con un legado bueno y positivo" para la población irlandesa, al tiempo que expresó su preocupación por que gente del DUP aproveche esta inestabilidad para "entorpecer" el progreso logrado.

También el primer ministro británico, Gordon Brown, subrayó la "gigantesca contribución" hecha por el dirigente protestante "a la vida política en Irlanda del Norte y el Reino Unido".

"Su compromiso y dedicación al servicio público merece nuestra gratitud. El avance hacia la consecución de una paz duradera en Irlanda del Norte no habría sido posible sin su inmensa valentía y su liderazgo", añadió.

Su antecesor en el cargo, Tony Blair, entre cuyos mayores logros como primer ministro británico figura su contribución a la culminación del proceso de paz norirlandés, también resaltó "la decisiva y determinante" contribución de Paisley a la paz, "después de todos los años de división".

"En resumen, en el análisis final, él hizo que ocurriera. El hombre famoso por decir 'no' pasará a la historia por decir 'sí'", señaló el actual enviado especial del Cuarteto (EEUU, UE, ONU y Rusia) para Oriente Medio.

Aunque se espera que Paisley sea sucedido al frente del DUP por su actual "número dos" en el partido, Peter Robinson, el reverendo dijo que corresponderá a esa formación tomar la decisión.

"Esto no es la Iglesia de Roma. Esto no es una sucesión apostólica y no tengo derecho a decir quién me sucederá", indicó el octogenario dirigente protestante, apodado "Doc" (doctor) o "The Big Man" (el gran hombre).

Figura dominante y siempre controvertida, Paisley aseguró que "nunca, nunca, nunca" se sentaría en un Gobierno de poder compartido con el Sinn Fein, brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA).