Público
Público

El Palacio Sobrellano acoge 260 obras de 250 artistas japoneses

EFE

El Palacio de Sobrellano de Comillas acoge desde hoy hasta el 15 de junio la 37 Exposición de Arte Contemporáneo Japonés y Sho (caligrafía abstracta), una muestra formada por 260 obras de 250 artistas que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha calificado de "fascinante".

Revilla, que estaba acompañado por el embajador de Japón en España, Motohide Yoshikawa, ha reconocido tras visitar la muestra que, al principio, al "no entender de pintura" se sintió "un poco confuso" ante las obras de arte abstracto japonés.

No obstante, ha subrayado que según fue atravesando las salas por las que se reparten las obras, quedó "fascinado por la meticulosidad" de muchas de ellas, por lo que ha concluido aconsejando a todos los cántabros que visiten la exposición porque "merece la pena".

También ha explicado a los asistentes que, tanto para el embajador de Japón, como para su mujer (Corín), organizar esta exposición en Cantabria es "algo muy especial", ya que "se conocieron en el Palacio de La Magdalena cuando ambos estudiaban español".

"Ahora están disfrutando y recordando aquel feliz acontecimiento", afirma Revilla, quien aprovechando la proximidad de la Universidad Pontificia, que acogerá el Campus Comillas como "centro de excelencia del español", ha expresado su deseo de que dentro de dos años "muchos japoneses vengan a Comillas y repitan historias como la de Motohide y Corin".

Revilla, tras felicitar a los artistas japoneses por sus obras, les ha trasladado el "sentir de los cántabros y de todo los españoles, de especial afecto, interés y admiración por el pueblo japonés".

El presidente de Cantabria recibió del embajador de Japón un obsequio que no dudó en probarse: un tradicional quimono.

La muestra se ubica en tres espacios distintos: el Palacio de Sobrellano, la antigua sede consistorial y el actual Ayuntamiento de Comillas, donde se exponen respectivamente, la representación contemporánea, las obras tradicionales y el muestrario de arte Sho.

Cerámicas, pinturas, dibujos a tinta china, carboncillos, caligrafía abstracta y clásica, acuarelas, teñidos, grabados, pintura con papales cortados, ilustraciones lacas japoneses y óxidos sobre lienzos, son algunos de los trabajos que se pueden contemplar.

La primera exposición tuvo lugar en París, en 1975, y, desde entonces, ha pasado por Barcelona, Sevilla, Málaga y Zaragoza, por lo que a España se refiere.

Está previsto que durante estos días, con el objetivo de acercar la caligrafía tradicional japonesa Sho, un experto realice diversos talleres en los que podrán participar tanto niños como adultos.

Más noticias de Política y Sociedad