Público
Público

Palop no prevé restricciones en el abastecimiento pese a ser la peor sequía de los últimos decenios

EFE

El director general del Agua, Jaime Palop, ha manifestado hoy que España sufre "la peor sequía de los últimos decenios, superior incluso en intensidad a la de los años noventa", aunque no hay previstas restricciones al consumo humano en las cuencas gestionadas por el Ministerio.

El director general del Agua, que hoy asistió en Toledo a la inauguración de las jornadas "El control de los vertidos una prioridad", precisó que la sequía afecta a "prácticamente todo el arco mediterráneo, desde Cataluña hasta Algeciras", además de a la la cuenca del Guadalquivir, la cabecera del Tajo y algunos puntos de la cuenca del Duero.

"Afortunadamente, en Galicia, que también tenía situación de sequía, se ha superado con las últimas lluvias", añadió.

Preguntado por los posibles problemas de abastecimiento en verano, ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha dicho que "no está previsto en las cuencas que están gestionadas por el Ministerio de Medio Ambiente que haya ningún tipo de restricción para el abastecimiento".

Sin embargo, ha augurado que la agricultura de las cuencas del Júcar, el Segura y el Guadalquivir "no van a desarrollar una campaña normal de regadíos" y ha agregado que en Cataluña "la situación es muy dura".

De hecho, la Agencia Catalana del Agua está empezando a planificar escenarios en los que las aportaciones sean escasas.

También es delicada la situación de Málaga, donde hay un decreto de sequía y limitaciones para el uso agrícola, y en la cuenca del Guadalquivir, donde e están produciendo "algunas situaciones puntuales de desabastecimiento" que se están solucionando a través de obras de emergencia.

Palop ha agregado que en la Cuenca del Ebro hay una situación de desabastecimiento en la margen izquierda y que "están activados los planes de emergencia de la Cuenca del Segura, del Júcar y del Guadalquivir".

El director general ha apuntado que el otoño pasado fue "de los más secos que se recuerdan" y ha subrayado que de la lluvia de primavera depende que Barcelona tenga o no restricciones y que en el resto de España pueda haber problemas.

En cuanto al trasvase Tajo-Segura, ha indicado que hasta primavera no se estudiará una nueva derivación, siempre en función de las lluvias que se produzcan y su efecto sobre los pantanos de cabecera del Tajo.

Más noticias de Política y Sociedad