Público
Público

El "nosotras parimos, nosotras decidimos" vuelve a la calle 20 años después

Manifestaciones en once ciudades españolas en respuesta a la "persecución a la que se está sometiendo a las mujeres"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde los eslóganes más clásicos (“Nosotras parimos, nosotras decidimos”) hasta los creados de acuerdo al momento actual (“Sácame el rosario de nuestros ovarios”). Son dos de las frases que se corearon ayer durante la concentración por el derecho al aborto celebrada en Madrid. Convocaban más de 50 asociaciones feministas, sindicales y de vecinos, y consiguieron que en la Puerta del Sol no se pudiera dar un solo paso sin tropezar con una pancarta.

Entre las 4.000 personas que asistieron (según cálculos de los convocantes) había gente de todas las edades, pero todos tenían una sensación en común: la de estar inmersos en un capítulo de la serie de televisión Cuéntame. “Yo tengo 43 años”, manifestó Rebeca mientras sujetaba con esfuerzo una pancarta, “¡y ya estuve aquí hace veinte años pidiendo exactamente lo mismo!”.

Desde el estrado, las organizadoras, comandadas por la Asamblea Feminista de Madrid, leyeron un manifiesto para pedir la despenalización del aborto y una ley de plazos. Además, mostraron su apoyo a la veintena de mujeres que recientemente han sido interrogadas, a raíz de una denuncia de un grupo pro vida, por supuestamente haber abortado de manera ilegal en la clínica Isadora de Madrid.

La lectura del manifiesto tuvo que ser interrumpida varias veces para dejar paso a los cánticos que el público voceaba entusiasmado. Los obispos fueron el blanco favorito de los eslóganes por su protagonismo en la manifestación del pasado 30 de diciembre, en la que los prelados pidieron la defensa de la familia tradicional y el fin del aborto. Por su parte, la Comunidad de Madrid (PP) recibió un sonoro abucheo cuando las organizadoras acusaron a su gobierno de financiar y alentar la campaña antiabortista de los grupos pro vida.

Con 65 años y autoinculpada

Entre los asistentes, señoras de más de 70 años procedentes de asociaciones vecinales se codeaban con políticos, sindicalistas e históricas del feminismo. Muchos de ellos acudieron al final del acto a firmar un documento en el que se declaran culpables de haber interrumpido voluntariamente su embarazo (ellas) o de haber acompañado a una mujer a hacerlo (ellos). Entre las manifestantes, Conchi Mollejo: “Con 65 años, cuatro hijos y marido, y me autoinculpo de aborto, sí señor. A mí nunca me ha hecho falta pero apoyo a las que lo necesitan y deciden hacerlo”.

Entre las consignas del público había también una petición clara: “Eo, eo, eo, que cumpla Zapatero”, en referencia al tradicional apoyo del partido socialista al derecho al aborto. De momento, el PSOE sólo se ha comprometido a abrir un debate sobre la conveniencia de una ley de plazos, como recordó ayer el Secretario de Movimientos Sociales del PSOE Pedro Zerolo, presente en la concentración, junto a Gaspar Llamazares, coordinador de IU, entre otros políticos.

En Sant Jaume

Además de la concentración de Madrid, las protestas se repitieron en otras ciudades españolas, como Barcelona Cádiz, Málaga, Vigo y Las Palmas de Gran Canaria. Las feministas de Córdoba se concentraron al mediodía en el jugado de guardia: hubo una rueda de prensa y autoinculpaciones. En Barcelona, unas 500 personas se reunieron en la plaza de Sant Jaume para pedir también que el aborto sea libre y gratuito. A la protesta asistieron representantes de CC OO, ICV-IUy ERC.

En A Coruña, más de un centenar de mujeres se reunieron para defender el derecho al aborto. Contaron con el apoyo de IU, BNG, UGT y CC OO, entre otros. En Vigo, unas 150 personas se concentraron para manifestar su solidaridad con las mujeres llamadas a declarar por haber abortado.

Más noticias en Política y Sociedad