Público
Público

El Parlament de Catalunya aprueba el pacto fiscal

CiU consensúa con ICV y ERC el documento del acuerdo y el PSC se suma a varios puntos del texto. PP y Ciutadan's votan en contra

EFE

El Parlament de Catalunya ha aprobado hoy, con los votos de CiU, ICV-EUiA y ERC, el apoyo parcial del PSC y la abstención del PP en algunos aspectos, la reclamación de un pacto fiscal que permitiría a la comunidad dotarse de un modelo similar al concierto económico. Justo un día después de que de que la Generalitat revelase que se acogerá al fondo de liquidez autonómico, considerado de hecho como un rescate, el Parlament ha celebrado un pleno extraordinario para aprobar la propuesta de financiación que el Govern de Artur Mas [En la imagen posterior, el president, hoy, en el Parlamanteo catalán-EFE] deberá negociar en los próximos meses con el Ejecutivo central.

Catalunya reivindica así un "cambio de modelo" para que la Agencia Tributaria catalana sea "la única administración responsable" de la gestión de todos los tributos que pagan los catalanes y para que se establezca que la aportación a la solidaridad interterritorial y el pago al Estado por los servicios que presta se acordarán de manera bilateral, una cuota que se revisará cada cinco años.

CiU, ICV-EUiA y ERC habían pactado esta misma mañana el redactado del documento final. El PSC no se ha sumado por no haber alcanzado un acuerdo con los convergentes sobre si la agencia tributaria catalana debe ser única o consorciada. Y finalmente, los socialistas se han abstenido en ste polémico punto, que sí ha sido aprobado.

El texto, que pasa de los 5 puntos iniciales que propuso el Govern a 7, incorpora un mandato por el que la agencia tributaria catalana "tendría que colaborar administrativamente con otras administraciones de carácter local, estatal y europeo, especialmente en la lucha contra el fraude fiscal".

El PSC sí se ha sumado a transaccionar varias enmiendas que arrancan al Govern el compromiso de destinar los nuevos recursos que se obtengan con el pacto fiscal a las políticas sociales y a preservar los servicios básicos del Estado del bienestar.

El nuevo redactado, a partir de las enmiendas de la izquierda catalana, también vincula el pacto fiscal al principio de progresividad fiscal en el sistema impositivo catalán y a la lealtad institucional tanto entre el Estado y la Generalitat como entre la Generalitat y los ayuntamientos y otros entes locales.

El PSC también ha rubricado finalmente el punto que establece la creación de una comisión de seguimiento de la negociación del pacto fiscal con el Estado, conformada sólo por las fuerzas parlamentarias "que manifiesten su pleno apoyo" a la propuesta de resolución del pacto fiscal que hoy salga del Parlament.

El exconseller de Educación y diputado del PSC Ernest Maragall -hermano del expresident de la Generalitat Pasqual Maragall- ha roto hoy la disciplina de voto de su partido al votar a favor de los siete puntos del pacto fiscal. Maragall ha explicado que ha votado 'sí' a todo el contenido del texto, incluida la agencia tributaria única de Catalunya, por "estar de acuerdo" con estos planteamientos y la manera en que están formulados.

El exconseller se ha diferenciado así de su partido en cuatro de los once apartados del documento del pacto fiscal (tiene siete puntos, pero uno de ellos contiene cuatro apartados), de manera que ha apoyado aspectos en los que el PSC se había abstenido.

Maragall ha avalado por tanto que Catalunya tenga una agencia tributaria única y que la aportación catalana a la "cooperación interterritorial" se acuerde de manera bilateral con el Estado y se negocie cada cinco años, informa Efe.

Más noticias de Política y Sociedad