Público
Público

El Parlamento tibetano en el exilio pide la mediación de la ONU tras los disturbios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los miembros del Parlamento tibetano en el exilio reclamaron hoy la mediación de la ONU tras los disturbios registrados la víspera en Lhasa, la capital tibetana, en los que al menos diez personas murieron.

"El Parlamento tibetano en el exilio insta encarecidamente a la ONU a enviar a un representante para investigar e intervenir en las violaciones de derechos humanos que se están produciendo en el Tíbet", dijo un portavoz de la Administración Central Tibetana, con sede en el norte de la India, citado por la agencia IANS.

Según el portavoz, el parlamento tibetano está "profundamente preocupado" por los informes recibidos que indican que las protestas se están saldando con muertes y "detenciones de miles de manifestantes pacíficos".

"Las protestas actuales envían un fuerte y claro mensaje de que los tibetanos están profundamente descontentos", agregó.

Asimismo, agradeció a la UE y al gobierno de EEUU el apoyo mostrado hacia el pueblo tibetano y las peticiones de contención a las autoridades chinas, según IANS.

Los incidentes en la capital tibetana comenzaron con las protestas que desde el pasado día 10 protagonizan los monjes budistas con motivo del aniversario de la fracasada rebelión tibetana contra la ocupación china en 1959, que causó el exilio del Dalai Lama.

En 1950, el Tíbet fue ocupado militarmente por China. El gobierno de Pekín asegura que ése territorio forma parte de su país desde hace siglos debido a uniones dinásticas.