Público
Público

Pasteles y quiche vendidos en R.Unido podrían contener huevos contaminados

EFE

Los huevos procedentes de animales alimentados con piensos contaminados con dioxinas en Alemania podrían haber sido empleados en algunos pasteles y quiche vendidos en supermercados británicos, según informó hoy la BBC.

Dos fabricantes del Reino Unido utilizaron los huevos contaminados para la elaboración de productos destinados a los minoristas de este país, según dijo un portavoz de la Agencia de Estándares Alimentarios británica (FSA) a un programa de la emisora BBC Radio 4.

De esta manera, los productos que contenían esos huevos eran perecederos en el corto plazo y podrían haber sido ya consumidos o estarían cerca de su fecha de caducidad.

"No existe un riesgo para la salud derivado de comer esos alimentos. La mayoría de los productos ya habrán sido vendidos y la mayor parte de ellos habrán superado ya su fecha de caducidad", apuntó, por su parte, la SFA mediante un comunicado.

La Food Standards Agency corroboró hoy que esos huevos procedentes de granjas germanas donde el alimento de los animales había sido contaminado con dioxinas entraron en este país en forma de productos procesados destinados a la alimentación.

Esa Agencia agregó, sin embargo, que no existe "riesgo" para las personas debido a que esos huevos habrían sido diluidos con otros productos.

Ian Jones, de la Asociación británica de Productos derivados del Huevo, afirmó al citado programa que la versatilidad de la huevina facilitaba la labor de los fabricantes de alimentos.

Jones dijo que ese mercado es "extremadamente grande" y apuntó que aproximadamente el 24% de huevos consumidos en el Reino Unido se comen en productos procesados, y en torno a un 30% de los mismos son importados.

Este responsable admitió que los miembros de la citada Asociación estaban "extremadamente preocupados" por el impacto de la contaminación en la industria e instó a los consumidores a buscar el sello del "British Lion", una marca de calidad, en los huevos que adquieran a partir de ahora.

"Tengo que decir que éste no es el primer ejemplo que ha habido de contaminación en productos derivados del huevo que entran en el Reino Unido", reconoció Jones.

Este responsable recordó también que el Reino Unido ha gestionado este asunto "de forma muy rigurosa".

"Tenemos un código muy detallado de prácticas en la producción del producto derivado del huevo con la marca Lion y comienza en el principio, con su producción y particularmente con la alimentación que se le da al ave antes de que empiece a poner huevos", explicó.

La Comisión Europea (CE) se comprometió este jueves a reforzar la seguridad de los alimentos tras la crisis desatada con la detección en piensos contaminados con dioxinas en Alemania, que han afectado a huevos vendidos en Holanda y al Reino Unido como alimentos procesados.

De esa manera, la CE confirmó el anuncio hecho el miércoles por Berlín, que desveló que al menos 136.00 huevos contaminados con dioxinas fueron entregados el 3 y el 5 de diciembre por una firma del estado de Sajonia-Anhalt (Alemania) a una empresa en la ciudad holandesa de Barneveld.

Hoy, fuentes del Ministerio federal de Agricultura de ese país informaron de que el número de granjas avícolas y porcinas clausuradas en Alemania por alimentar a sus animales con piensos contaminados con dioxinas se eleva ya a más de 4.700.

Más noticias