Público
Público

Pediatras aconsejan tratar el malestar en niños, no la fiebre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kerry Grens

No hay que correr al botiquíncuando el bebé tiene la frente tibia, recomendó un nuevo informede la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por su sigla eninglés), que sostiene que la fiebre sola no es motivo paraintervenir.

"Hay que concentrarse en el bienestar general y no en latemperatura absoluta", dijo la doctora Janice Sullivan, autoraprincipal del informe.

Eso es porque la fiebre ayuda a luchar contra la enfermedad,al frenar la reproducción de las bacterias y los virus, oestimular la respuesta inmune del organismo. "Ese es un beneficiode la fiebre y podría acortar la duración de la enfermedad",agregó.

Las guías para el tratamiento de la fiebre con fármacos deventa libre publicadas en Pediatrics son las primeras de la AAP.Sus autores revisaron estudios sobre la seguridad y laefectividad del acetaminofeno (Tylenol) y del ibuprofeno (Motriny Advil).

Sullivan, profesora de la University of Louisville yresponsable de la sección de AAP sobre farmacología clínica yterapéutica, dijo que los padres deberían reconocer que la fiebrees un signo de que el niño está enfermo y advertir otrossíntomas, como el decaimiento, el dolor o la deshidratación, paradecidir si se necesita llamar al médico.

"Aconsejamos que los padres no despierten a sus hijos paradarles antipiréticos porque si el niño duerme, no sientemalestar", indicó Sullivan. Sin embargo, uno de los estudiosrevisados halló que la gran mayoría de los padres despierta a sushijos para darle esos fármacos.

"Muchas familias tienen fobia a la fiebre", dijo ClaireMcCarthy, pediatra del Hospital de Niños de Boston. "Lo másimportante es que el niño no sienta malestar", añadió.

McCarthy opinó que las guías son útiles para reiterar lo quelos pediatras hicieron por años. Ella integra la AAP, pero noparticipó en la redacción de las guías.

Cuando los padres o los médicos piensan que se necesita unremedio, las guías recomiendan utilizar las fórmulas pediátricasy no las preparadas para adultos.

Los padres suelen usar dosis muy altas o muy bajas, señalóSullivan. Su informe destaca que las dosis deben medirse según elpeso y no la edad o la altura. "Mucha gente ignora cuán peligrosopuede ser el acetaminofeno", dijo McCarthy. Las sobredosis dañanel hígado.

Las guías alientan a los padres a no administrarles a sushijos remedios para la tos o el resfrío con acetaminofeno oibuprofeno. Para Sullivan, los padres no siempre saben que esosfármacos están en los jarabes para la tos y terminan dando a sushijos una dosis doble para bajar la fiebre.

Sullivan dijo que Tylenol y otros antipiréticos pediátricosson seguros, si se usa la dosis correcta.

FUENTE: Pediatrics, 3 de marzo del 2011.

Más noticias en Política y Sociedad