Público
Público

"Te pedimosque aguantes un poquito más"

 

 

PÚBLICO

Mamá, tus sufrimientos se han hecho los nuestros. Te pedimos que aguantes un poquito más. En este mensaje, publicado en el libro Cartas a mamá, más allá del Infierno, Melanie y Lorenzo, los dos hijos que Ingrid Betancourt tuvo con el diplomático francés Fabrice Delloye, le pedían que no cejara, que resistiera mientras llegaba el canje humanitario por el que la familia siempre abogó y que finalmente no ha tenido lugar. Al conocer la noticia de la liberación, Lorenzo sólo acertó a decir desde París que esperaba de todo corazón que fuese verdad.

Una familia unida desde el momento del secuestro como una piña. Desde el actual marido de Ingrid, Juan Carlos Lecompte que se paseaba con una fotografía de su esposa tamaño natural a la madre que todos los días le enviaba palabras de ánimo a su hija a través de una emisora de radio.

Pero, sin duda, quien ha tenido más protagonismo en la campaña de liberación de Betancourt ha sido su ex marido, que ha sabido mover sus contactos en el Ministerio de Exteriores francés hasta implicar personalmente a Nicolas Sarkozy. El presidente francés declaró estar dispuesto a ir personalmente a la junglaa rescatar a Ingrid.

Delloye y el resto de la familia habían sabido apelar ya antes a la personal relación que tienen con el ministro de Exteriores francés en 2002: Dominique de Villepin, que había sido profesor de Ingriden la Universidad.

La movilización incansable de esta familia ha estado detrás de los cientos de actos y manifestaciones pidiendo la liberación de Ingrid, sobre todo en Francia, pero también en el resto del mundo, donde hay mil comités de apoyo a la ya ex rehén de las FARC. Su fotografía ha llegado incluso a la cima del Mont Blanc.

Más noticias de Política y Sociedad