Público
Público
Únete a nosotros

Pedraz sustituye a Garzón tras su crisis de ansiedad y aplaza todos los interrogatorios

El magistrado aduce falta de tiempo. Estaban citados, entre otros, el ex vocal del PP en Moncloa cesado por Gallardón y el ex director de una fundación de Baleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, encargado de sustituir al juez Baltasar Garzón durante su baja laboral tras sufrir el viernes una crisis de ansiedad, ha suspendido los interrogatorios a los imputados en la presunta trama de corrupción en el PP que se dedicaba a sobornar a cargos públicos para obtener un trato de favor en contratos y adjudicaciones.

Pedraz, sustituto natural de Garzón, será el encargado de suplir al magistrado durante su baja, que se prevé corta, según fuentes de la Audiencia Nacional.

A la vista de la carga de trabajo, Pedraz ha decidido suspender los interrogatorios previstos para hoy, jornada en la que estaban citados ante el juzgado de Garzón cinco imputados, entre ellos el vocal del PP en la Junta de distrito de Moncloa de Madrid, José Javier Nombela, cesado el pasado viernes por Alberto Ruiz-Gallrdón por su implicación en la presunta trama de corrupción.

También iban a comparecer hoy ante el magistrado Pablo Collado Serra, ex director general del Gobierno balear con Jaume Matas y empleado de una de las empresas investigadas, Easy Concept; Fernando Torres Manso, apoderado de la misma empresa; María Victoria Romero, accionista de la empresa de Francisco Correa Special Events; y el abogado Luis de Miguel, fundador de Orange Market, la filial de la trama en Valencia.

Garzón está todavía pendiente de contestar a la petición de la Fiscalía Anticorrupción, quien la semana pasada pidió al magistrado que se inhibiese y dejase la investigación en manos de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia al haber indicios de que parlamentarios regionales de esas dos comunidades autónomas podrían estar implicados en la trama de corrupción.

Es más que probable que Pedraz no tome ninguna decisión al respecto y espere a la vuelta de Garzón para que sea él quien realice los trámites de la inhibición. Aunque Garzón dicte un auto de inhibición, en el que tendrá que remitir una exposición razonada con los indicios hallados que podrían suponer la imputación de los parlamentarios autónomicos, el magistrado podrá seguir instruyendo la causa hasta que los Tribunales Superiores de Justicia, tras oír a la Fiscalía, acepten la causa.

Desde que comenzó la instrucción, el juez Garzón ha decretado la prisión de los tres presuntos cabecillas de la trama: el empresario Francisco Correa, que, según el juez, aprovechaba sus contactos para obtener contratos y adjudicaciones; Pablo Crespo, encargado de la dirección de las empresas del grupo; y Antoine Sánchez, primo de Correa y supuesto encargado del blanqueo de los capitales obtenidos por la organización.

A otros nueve imputados les ha dejado en libertad sin medidas cautelares o con comparecencias semanales o mensuales. Las tres primeras fueron la mujer de Correa, Carmen Rodríguez Quijano; Felisa Jordán, administradora única de las empresas de la trama Good and Better y Easy Concept; y Carmen Luis Cerezo.

El juez también dejó en libertad al presidente de Orange Market, Alvaro Pérez, 'el Bigotes'; el consejero delegado de esta empresa, Cándido Herrero; el financiero de Correa, José Luis Izquierdo; su chófer, Andrés Bernabé; Jacobo Gordon, ex socio de Alejandro Agag; y Ramón Blanco Balín, ex vicepresidente de Repsol.

Más noticias en Política y Sociedad