Público
Público

Pekín dice que el abogado desaparecido candidato al Nobel está "donde debe estar"

EFE

El Gobierno chino mantiene oculto el paradero del abogado de derechos humanos Gao Zhisheng, candidato al Nobel de la Paz en 2008, que fue detenido hace casi un año y del que la policía ha dicho que se encuentra "desaparecido".

"Creo que las autoridades judiciales pertinentes han decidido sobre el caso, y deberíamos decir que esta persona, según la ley china, está donde debería estar", señaló sin más detalles el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Ma Zhaoxu a la pregunta de si Gao estaba vivo y cuál era su paradero.

Ma recomendó a los periodistas llamar a los departamentos "pertinentes".

Sin embargo, el Tribunal Superior de Pekín no se ha pronunciado sobre el caso de Gao, detenido sin un motivo expreso en febrero de 2009, y declina precisar el paradero del detenido.

Contactado hoy por Efe, el Buró de Seguridad Pública de Pekín (policía) también evitó pronunciarse sobre el abogado y derivó la llamada al departamento de "desaparecidos".

La semana pasada, el hermano de Gao, llamado Zhiyi, preguntó a la policía, que le respondió que el abogado había "desaparecido el 25 de septiembre durante un paseo".

La esposa del detenido, exiliada en Estados Unidos, pidió entonces a las autoridades chinas que desvelaran la situación de su marido, tanto si estaba vivo como muerto.

Sin embargo, las palabras del portavoz Ma indican que se encuentra bajo custodia, algo que el abogado Teng Biao, amigo del desaparecido, considera "lo más probable".

"La respuesta de Ma no tiene ninguna lógica", señaló Teng a Efe. "Si fue capturado, la policía debería decir dónde está", agregó esta fuente, que asegura que es "imposible" desaparecer bajo custodia policial, ya que él mismo ha sido detenido en diversas ocasiones por defender casos de derechos humanos en su país.

Gao Zhisheng fue detenido por al menos siete policías el 4 de febrero de 2009, después de que el letrado defendiera a varios practicantes de Falun Gong, un grupo budista ilegalizado por Pekín en 1999 y cuyos seguidores aseguran ser perseguidos y torturados por el régimen chino.

El desaparecido fue arrestado después de hacer públicas las torturas que él mismo había sufrido en 2007 por parte de miembros del Buró Seguridad del Estado por defender a estos religiosos, que incluían golpes y descargas eléctricas.

Los activistas creen que la policía dice que Gao está "desaparecido" como parte del acoso psicológico habitual al que se somete a los familiares de los detenidos políticos.

En los últimos años el régimen chino ha encarcelado a destacados defensores de los derechos humanos, como el activista Hu Jia y el intelectual Liu Xiaobo, además de haber retirado las licencias el año pasado de un grupo de letrados dedicados a la defensa de los derechos humanos.

Más noticias de Política y Sociedad