Público
Público

Pena de muerte para el ex presidente de la mayor compañía china de equipos industriales

EFE

El ex presidente de Shanghai Electric Group, la mayor compañía china de producción de equipos industriales, Wang Chengming, fue condenado a muerte por malversación de fondos y soborno, informó hoy la prensa estatal.

Wang y otros directivos de Shanghai Electric fueron considerados culpables de haberse apropiado ilegalmente de 40 millones de dólares en negocios de compraventa de tierras en Shangai, según la sentencia del Tribunal Popular Intermedio de Changchun, en el noreste de China.

Los otros directivos condenados son Yan Jinbao y Lu Tianming, que recibieron respectivamente sentencias de cadena perpetua y 15 años de prisión.

Wang, también ex presidente de una importante empresa tecnológica nacional (Shanghai SVA), es uno de los empresarios de más alto rango que han sido condenados a la pena capital por las autoridades chinas, que en los últimos años han endurecido las sentencias para grandes casos de corrupción.

Es además la segunda condena a muerte de un alto cargo corrupto esta semana, después de que ayer, jueves, se anunciara la pena capital para el ex fiscal jefe y ex subdirector del Buró de Seguridad Pública de la municipalidad de Tianjin (norte), Li Baojin, acusado también de aceptar sobornos y malversar fondos públicos.

Wang fue detenido en agosto del 2006 y calificado de haber cometido "graves violaciones de la disciplina financiera" por el entonces máximo responsable del Partido Comunista de China (PCCh) en Shangai, Chen Liangyu, quien irónicamente acabó involucrado poco después en el mayor escándalo de corrupción de los últimos 10 años en China.

Wang Chengming también apareció en la larga lista de implicados en ese escándalo encabezado por Chen Liangyu, aunque la sentencia de hoy no parece estar relacionada directamente con éste, ya que se trató de la apropiación ilegal de dinero del mayor fondo de pensiones del país.

Shanghai Electric Group produce equipos de transporte, electromecánicos y generadores de energía, controles de automoción, equipos de distribución, elevadores, maquinaria pesada y de herramientas, y la mayoría de sus operaciones se llevan a cabo en territorio chino.