Estás leyendo: Pequeños y muy peligrosos

Público
Público

Pequeños y muy peligrosos

Expertos internacionales advierten de que los impactos de asteroides de menos de 50 metros pueden ser catastróficos

DANIEL MEDIAVILLA

Hasta ahora, la amenaza que suponen los asteroides sólo se la han tomado en serio los escritores de ciencia ficción y algunos científicos. Los recursos que se dedican al censo de estos objetos son escasos y no hay ningún mecanismo de toma de decisiones internacional para reaccionar si uno fuese a chocar contra la Tierra.

Esto es lo que quieren empezar a cambiar los más de 150 expertos reunidos desde ayer en Granada en la I Conferencia de Defensa Planetaria de la Academia Internacional de Astronáutica. "En 1908, un objeto de entre 30 y 50 metros estalló sobre Siberia y arrasó un área de más de 2.000 kilómetros cuadrados. Si esto se hubiese producido en una zona habitada, habría causado una masacre. Y puede volver a ocurrir", afirmó ayer William Ailor, especialista en asteroides de Aerospace Corporation. "Ahora sabemos que la posibilidad de que eso suceda en el próximo siglo es de una entre diez", aseguró el astronauta y director general de Deimos Imaging, Pedro Duque.

Durante la jornada inaugural de la conferencia, se habló del peligro de un impacto contra un gran asteroide, pero es posible que los objetos más peligrosos no sean los de mayor tamaño. Estos pueden ser detectados con mayor antelación y son más escasos. La NASA quiere censar en la próxima década el 90% de los Objetos Cercanos a la Tierra (NEO, en sus siglas en inglés) de un kilómetro de diámetro o más para centrarse después en la búsqueda de los que tienen más de 140 metros de diámetro.

Los de menor tamaño, "que podrían destruir una ciudad", según Ailor, podrían escaparse o ser detectados sólo cuando estuviesen demasiado cerca. "El riesgo es pequeño y no sabemos exactamente cómo se presentará, pero la incertidumbre, como ha sucedido con el cambio climático, no debe impedirnos actuar", afirmó Andrés Gálvez, responsable de Estudios Generales de la Agencia Europea del Espacio.

Esta actuación debería ser un esfuerzo internacional coordinado. Para lograrlo, la Asociación de Exploradores Espaciales (ASE) ha pedido a la ONU que aplique los mecanismos del Consejo de Seguridad a la defensa planetaria, una propuesta que todavía tardará al menos dos años en ver la luz en la Asamblea General del organismo. "Es un proceso político muy lento que llevará tiempo", advirtió Duque.

Por otro lado, Duque reconoció que aún falta el interés necesario para probar en el espacio el concepto para interceptar un asteroide creado por su empresa, Deimos. "Se trataría de probar la tecnología en un asteroide que no tuviese riesgo de chocar contra la Tierra, para evitar riesgos", afirmó. Este proyecto contaría con un satélite suicida que chocaría contra un asteroide con la suficiente antelación como para desviar ligeramente su órbita y evitar la colisión.

 

Más noticias de Política y Sociedad