Público
Público

PERFIL-Lacalle lucha de nuevo por volver al poder en Uruguay

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Conrado Hornos

El ex mandatario uruguayo Luis Alberto Lacalle, del centroderechista Partido Nacional, no da batalla por perdida y pese a que muchos consideraron terminada su carrera política, tras una gestión salpicada de acusaciones de corrupción, aún aspira a volver al poder.

Lacalle logró distanciarse de los hechos denunciados tras su Gobierno (1990-1995), que involucraron a algunos de sus allegados, y disputará ahora la presidencia del país en una segunda vuelta electoral el domingo ante el ex guerrillero José Mujica, de la izquierda gobernante Frente Amplio.

Si bien el ex mandatario está en una posición de desventaja ante su competidor, que lidera los sondeos, todavía mantiene la esperanza de regresar al mando del país.

"Yo he salido de la tumba varias veces. Varias veces me han firmado el certificado de defunción y varias veces lo han roto", dijo Lacalle a corresponsales extranjeros en una reciente entrevista.

En un acto el martes frente a cientos de sus seguidores, se mostró seguro de que podrá vencer a Mujica el domingo, debido a que "el 52 por ciento del país (...) quiere equilibrio, quiere paz, diálogo".

Según las encuestas previas a la elección, Mujica encabeza las preferencias con entre un 49,1 y un 50 por ciento de la intención de voto; mientras que el candidato del Partido Nacional (PN) concentra entre un 41 y un 42,1 por ciento de las voluntades.

Lacalle, de 68 años, luchará por la presidencia tras quedar como segundo más votado después de Mujica en las elecciones generales del 25 de octubre.

En esa ocasión, el ex mandatario cosechó un 29,07 por ciento de los votos. Si no llega a la presidencia, Lacalle volverá como senador al Congreso, un cargo que no ocupaba desde que obtuvo el poder en las elecciones de 1989.

El oficialismo, por su parte, logró un 47,96 por ciento de las adhesiones en octubre pasado, suficiente como para mantener la mayoría parlamentaria, aunque no superó el 50 por ciento necesario para ganar directamente el poder.

Lacalle, quien cuenta con el apoyo del también opositor y conservador Partido Colorado, se postula ahora como una opción que permitiría equilibrar las fuerzas entre la izquierda al mando del Congreso y la centroderecha en el Gobierno.

Entre las propuestas del ex mandatario, quien aplicó políticas liberales como las practicadas en la región en la década de 1990, figura la reducción de algunos impuestos, un control del gasto más eficiente y una mejora en la seguridad pública, el tema que más han cuestionado los partidos de oposición.

LINAJE POLITICO

Lacalle comenzó su carrera política en su juventud, junto a su abuelo Luis Alberto de Herrera, el último gran caudillo del partido. Ganó escaños de diputado y senador, para llegar a la presidencia en 1990 a los 48 años.

Padre de tres hijos, uno de los cuales es actualmente diputado, al finalizar su mandato en 1995 continuó al frente de uno de los principales sectores de su partido, el Herrerismo.

Esta no será la primera vez que el dirigente intentará volver al Gobierno.

En 2004 perdió las primarias del partido ante su actual compañero de fórmula, Jorge Larrañaga, luego derrotado en las elecciones presidenciales por el hoy mandatario, el socialista Tabaré Vázquez.

Asimismo, había terminado en el tercer lugar en los comicios de 1999, en una de las peores votaciones del PN.

A lo largo de la campaña electoral, el presidenciable mostró su experiencia como ex mandatario del país, así como su carácter para sobreponerse a las adversidades.

Si bien el Gobierno de Lacalle fue calificado de exitoso por algunos analistas debido a un contexto internacional favorable, los cuestionamientos que recibió por irregularidades y los posteriores procesamientos en la Justicia de algunos de sus colaboradores marcaron su gestión y lo desprestigiaron.

que también ocupó la presidencia del Banco Central - fue condenado junto a un asesor de Lacalle por abuso de funciones en torno a la venta de un banco a un grupo extranjero.

La Justicia también procesó a otros funcionarios de su administración por irregularidades en una licitación.

Las denuncias de corrupción llegaron a involucrar a la esposa del ex presidente e incluso algunos integrantes del propio PN pidieron explicaciones a Lacalle sobre un presunto enriquecimiento ilícito.

"Muchos pensaron que era un candidato que no podría volver, que había perdido todo su potencial (...) y sin embargo resurge como el Ave Fénix de entre las cenizas", dijo el analista Juan Carlos Doyenart.

Más noticias en Política y Sociedad