Público
Público

Un periodista ruso muere tras una paliza policial en prisión

Reuters

Un periodista ruso murió el miércoles después de haber sido golpeado mientras permanecía bajo custodia policial, según las autoridades y medios de comunicación, en el último de una serie de escándalos sobre violencia y corrupción en agentes del orden público.

La víctima, de 47 años, fue hospitalizada el 4 de enero con graves lesiones internas tras ser golpeado por un policía en una celda para borrachos de una comisaría en la ciudad siberiana de Tomsk, dijo la Comisión Investigadora federal.

El hombre murió sin salir del coma, indicó la comisión en su página de Internet.

La agencia estatal RIA y otras agencias rusas de noticias dijeron que el fallecido era un periodista y la emisora Ekho Moskvy le identificó como Konstantin Popov.

El empleado a cargo de la celda, Alexei Mitayev, fue acusado de agresión y abuso de la autoridad, agregó la comisión.

Los ataques contra periodistas que desafían a las autoridades o tratan de sacar la corrupción a la luz son frecuentes, pero no hubo indicios inmediatos de que el trabajo de la víctima fuera el motivo de la agresión.

Mitayev, de 26 años, admitió haber golpeado al reportero y dijo que el estrés fue la causa, dijeron medios rusos. Según las noticias, el policía fue despedido.

Los recientes episodios de violencia policial han empeorado la percepción negativa de los funcionarios del orden público en Rusia, exacerbada por un aumento de la violencia y la corrupción.

En meses recientes, varios agentes han acusado públicamente a sus superiores y colegas de corrupción.

El mes pasado, el presidente Dmitry Medvedev dijo que la mala conducta policial estaba causando la ira de la población y minando la autoridad del Estado.

Además hizo un llamamiento para una seria reforma y ordenó que para 2012 se reduzca en un 20 por ciento el personal del Ministerio del Interior, que tiene 1,4 millones de empleados.

Más noticias de Política y Sociedad