Público
Público

Perry y Cabrera son líderes en Augusta por dos golpes

Reuters

El argentino Ángel Cabrera y el estadounidense Kenny Perry compartieron el sábado el liderato con 11 golpes bajo el par después del fin de la tercera ronda del Master de Estados Unidos.

Perry terminó dos bajo el par en 70 golpes y Cabrera sumó 69 golpes para un total de 205, dos menos que el también estadounidense Chad Campbell.

Tiger Woods y Phil Mickelson, números uno y dos del mundo, hicieron 212 golpes y jugarán juntos la ronda final del domingo.

Un doble bogey en el hoyo 16 hizo que Campbell, que lideraba con Perry, terminara la ronda con 72.

Jim Furyk terminó cuatro bajo el par con 68 golpes en el cuarto lugar, con un total de 208, uno por delante del estadounidense Steve Stricker (68).

Shingo Katayama de Japón, que busca convertirse en el primer hombre asiático que gane un torneo mayor, empataba con el sudafricano Rory Sabbatini y el estadounidense Todd Hamilton en 210.

"Creo que para que yo tenga una oportunidad, tendré que terminar en 64 ó 65", dijo Mickelson a periodistas. "Pero creo que es posible", agregó.

Una violenta tormenta el viernes en Augusta dejó 30 litros por metro cuadrado de lluvia en el circuito, lo que hizo que el césped fuera favorable para los golpes de aproximación, aunque los jugadores también tuvieron que enfrentarse a fuertes vientos.

Perry, de 48 años y que intenta convertirse en el golfista de mayor edad en ganar un torneo mayor, jugó junto a Campbell, su compañero de equipo en la Ryder Cup de Estados Unidos durante la mayor parte de la ronda, hasta que Campbell necesitó dos golpes para salir de la arena en el hoyo 16.

Cabrera, campeón del Abierto de Estados Unidos en 2007, se recuperó de un bogey en el primer hoyo para llegar al liderazgo con un birdie en el 17.

El viento también afectó a Sergio García, sobre todo en el hoyo número 11, que consiguió hacer 75 golpes (-1) y acabó en el puesto 25 de la tabla general.

CABRERA CONCENTRADO

El bajo y fornido argentino dijo que ganar su primer torneo mayor en Oakmont le dio la confianza necesaria para intentar convertirse en el primer sudamericano que gane el Masters.

"Lo que aprendí es que puedo ganar grandes torneos", dijo Cabrera.

Cabrera, que ha terminado con 68-68-69 golpes, está cerca de convertirse en el primer jugador que registre cuatro rondas bajo 70 golpes en el torneo.

Perry, que perdió en un PGA de Estados Unidos en 1996 ante su compatriota Mark Brooks, no quiso responder cuando se le preguntó cuánto significaría para él ganar su primer torneo mayor.

"No voy a responder eso hasta que en realidad ocurra", dijo Perry, que se sobrepuso a un comienzo flojo cuando hizo bogeys en los hoyos 11 y 12.

"Este golf es muy exigente. Tuve un día difícil allí, tuve que esforzarme. Estuve nervioso, pero me tranquilicé y me concentré en la ronda", agregó.

Woods, que juega su primer mayor desde que se sometió en junio a una cirugía a la rodilla, comenzó el día con la necesidad de recortar las diferencias para mantener vivas las esperanzas de conseguir un quinto título Masters, pero pasó la jornada luchando para recuperar un doble bogey en el primer hoyo.

Padraig Harrington de Irlanda, ganador de los últimos dos torneos mayores, luchó con valentía después de un cuádruple bogey en el segundo hoyo de par cinco, donde su golpe inicial cayó en el bosque a la izquierda y los rebotes siguieron dándole problemas.

Harrington logró registrar 73 golpes, para un total de 215, pero está a 10 golpes de los líderes.

Más noticias de Política y Sociedad