Público
Público

Perú confirma un caso de un militar que espiaba para Chile

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Perú confirmó el viernes el caso de un agente de la Fuerza Aérea detenido y acusado de realizar espionaje a favor de Chile, hecho que calificó de "ofensivo" y que torna "delicada" la relación con su vecino.

El caso se da en momentos en que ambos países mantienen un litigio internacional por diferencias sobre sus límites marítimos.

El canciller José Antonio García Belaunde afirmó asimismo que debido al tema se suspendió una reunión entre el presidente peruano, Alan García, y su par chilena, Michelle Bachelet, prevista en Singapur, donde ambos participan en el foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

"Esperamos que Chile tome las providencias del caso para investigar y sancionar este acto inamistoso y ofensivo contra el Perú", dijo García Belaunde, en una conversación telefónica con la radio local RPP, desde Singapur.

"Es un trágico, lamentable y repudiable caso de espionaje", afirmó el diplomático peruano.

Un importante funcionario de la Fuerza Aérea de Perú (FAP), que pidió no ser identificado, dijo a Reuters que el caso era investigado desde hace meses y fue notificado a la fiscalía y al Gobierno para la formulación de cargos respectivos.

"El servicio de inteligencia de la FAP detectó, investigó y comprobó todo dentro de la ley y se denunció a la fiscalía. Estamos trabajando en esto desde hacía tiempo", refirió.

La fuente se excusó de ofrecer más detalles, pero el diario local El Comercio informó que se trata de un suboficial de inteligencia de la FAP que había trabajado en la embajada peruana en Chile en el 2002.

El detenido recibía dinero del extranjero, entre 5.000 y 8.000 dólares mensuales, dijo por su parte la radio local RPP.

El agente permanece detenido en las instalaciones de seguridad del Estado, en Lima, y la Fiscalía de la Nación prepara los cargos de supuesta traición a la patria.

Según las leyes locales, el delito de traición a la patria es sancionado en Perú con cadena perpetua y en caso de una guerra externa el culpable es sentenciado a pena de muerte.

LLAMAN A EMBAJADOR

García Belaunde dijo que ante el caso, el Gobierno peruano ha llamado en consulta a su embajador en Chile y canceló la visita a Santiago de la ministra peruana de Producción, Mercedes Aráoz, quien se iba a reunir con Bachelet.

La funcionaria peruana forma parte de una cruzada internacional que inició Perú hace unos meses para impulsar la propuesta que el presidente García lanzó a los líderes de Sudamérica reunidos en Quito en septiembre, cuando planteó un pacto de no agresión a nivel regional.

Los temas de seguridad han caldeado en los últimos meses los ánimos en el continente, en medio de un polémico plan entre Estados Unidos y Colombia para que soldados del país norteamericano utilicen siete bases militares colombianas.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, un severo crítico de las políticas de Washington, dijo que el plan de Estados Unidos y Colombia "siembra la semilla de la guerra" en la región.

Uno de los mayores compradores de armas en la región es Chile. El jueves, la agencia de Cooperación de Seguridad y Defensa e Estados Unidos informó al Congreso que Santiago busca adquirir misiles y radares por unos 650 millones de dólares.

El canciller peruano criticó la venta-compra del armamento y dejó sentir la incomodidad de Perú con Estados Unidos.

"Nos parece una actitud poco cooperativa en términos de lo que busca la región, que es paz y es seguridad, la venta de armas de Estados Unidos (...) no le hace un favor a América Latina esa política", señaló García Belaunde.

Más temprano, decenas de personas protestaron frente a la embaja de Chile en Lima, en una manisfestación programada desde hace días contra la compra de armas del país sureño.

"Boicot a Chile", decía una pancarta de los manifestantes, que portaban banderas peruanas y gritaban consignas contra el armamentismo, bajo la vigilancia de al menos 30 policías antimotines que tenían escudos, varas y cascos.

CHILE ESPERA

El último caso conocido sobre espionaje para Chile fue reportado hace tres décadas. En 1979, un militar peruano fue acusado de haber sido captado por Chile mientras trabajaba en la Embajada del Perú en Santiago. El suboficial fue fusilado después de ser acusado de traición a la patria.

Desde Singapur, el canciller chileno, Mariano Fernández, dijo que su Gobierno aún no va declarar sobre un tema "delicado", a la espera de mayor información oficial.

"Ni aquí en Singapur ni en Santiago (el Gobierno) va a hacer ningún comentario en esta materia (...) Por ahora la información de prensa no da para comentar", dijo a periodistas Fernández, desde una cumbre de APEC.

La relación entre Santiago y Lima sufre de altibajos desde que ambos se enfrentaron en el siglo XIX en una guerra ganada por Chile y en la que Perú perdió parte de sus territorios.

Perú presentó en el 2008 ante la Corte Internacional de La Haya una demanda en la cual busca delimitar su frontera marítima con Chile, cuyo Gobierno considera que ya fue fijada hace más de medio siglo cuando se suscribieron dos acuerdos.

Pero, para Lima, los mismos fueron sólo pactos para regular las faenas pesqueras en la zona.

Pese a las diferencias marítimas entre ambas naciones sudamericanas, los flujos de inversiones y bienes no se han visto afectados a ambos lados de la frontera y, según expertos, continuarían creciendo en los próximos años.

Más noticias en Política y Sociedad