Público
Público

Sólo Perú y Guatemala han reclamado judicialmente piezas de arte precolombino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sólo Perú y Guatemala han reclamado por vía judicial, hasta el momento, parte de las 1.400 piezas de arte precolombino que a finales del año 1996 llegaron a Santiago de Compostela para ser exhibidas en la exposición "El espíritu de la América Prehispánica".

Fuentes de la Fiscalía de Patrimonio Histórico y Cooperación Internacional explicaron hoy a Efe que hasta el Ministerio de Cultura español ha llegado alguna otra solicitud para que las piezas sean devueltas a sus respectivos países, pero que las únicas reclamaciones con validez legal han sido cursadas por Guatemala y Perú.

El próximo mes de noviembre se cumplirán doce años desde que la muestra "El espíritu de la América Prehispánica" llegó a Santiago de Compostela de la mano de Leonard Patterson, un ex diplomático costarricense que en aquel momento organizó la exposición y dijo ser propietario de parte de la colección, que había conseguido reunir en los últimos veinticinco años.

Una vez clausurada la muestra, que estuvo abierta al público en el Auditorio de Galicia, Leonard Patterson abandonó la capital gallega, pero antes dejó depositadas las valiosas piezas, algunas de oro, en un almacén de una empresa de mudanzas compostelana.

Desde entonces el enigma rodea todo lo relacionado con esta colección de arte precolombina, e incluso desde la propia Fiscalía se ha reconocido que se ha convertido "en un asunto extraño, sorprendente y raro".

El mismo portavoz informó hoy de que la Fiscalía de Patrimonio Histórico y Cooperación Internacional se encuentra trabajando en este caso desde hace más de un año con el propósito de que las piezas sean entregadas a los países respectivos una vez verificada su titularidad.

Actualmente han sido cursadas dos comisiones rogatorias por parte de los dos países reclamantes de las piezas para establecer la colaboración entre las autoridades judiciales de los países.

El descubrimiento de las piezas precolombinas en un almacén de mudanzas de Santiago de Compostela fue posible a raíz de indagaciones realizadas por parte de técnicos de la Consellería de Cultura de la Xunta, quienes dieron cuenta del hallazgo a la policía y a las autoridades judiciales.

La polémica rodeó a la exposición "El espíritu de la América Prehispánica" desde su origen. En el año 1996, cuando fue expuesta en Santiago de Compostela, tres arqueólogos alemanes pusieron en duda la autenticidad de alguna de las piezas incluidas en la muestra.

A estas acusaciones el coleccionista costarricense respondió con contundencia y achacó a "celos" entre arqueólogos estas acusaciones de falsedad, y dijo que poseía "pruebas" y documentos para demostrar la autenticidad de las mismas.

Entonces, Patterson indicó que las denuncias eran producto de "celos" porque las obras nunca habían sido expuestas en Alemania, de donde procedía la mayor parte de las piezas, y aseguró que los arqueólogos que habían realizado tales afirmaciones no habían examinado las piezas y que sólo las conocían a través del catálogo de la exposición.

Según el ex diplomático y coleccionista costarricense, la causa de tales denuncias podría radicar en algunas erratas detectadas en dicho catálogo.

Más noticias en Política y Sociedad