Público
Público

Picardo le dice a España que hay mucho de qué hablar menos de la soberanía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, dijo hoy en Londres que su Gobierno y España tienen "mucho de qué hablar" sobre asuntos que interesan a las dos partes, pero sin tener que abordar la soberanía del Peñón.

Picardo ofreció hoy una cena a la prensa extranjera acreditada en Londres, en la que explicó el estatus político de Gibraltar y el deseo de que el Peñón deje de ser nombrado como territorio dependiente, como es la denominación oficial actual.

"Hay mucho de qué hablar", dijo el político gibraltareño, quien lamentó que el Gobierno español haya decidido abandonar el Foro Tripartito establecido por el anterior Gobierno socialista y que permitía abordar asuntos de interés común entre las partes.

Picardo se mostró dispuesto a "hablar de todos los otros asuntos sin tener que tratar el tema de la soberanía", pues la "integridad territorial está aquí para quedarse porque nada va a cambiar", ya sea -agregó- que se busque la amistad o la confrontación.

"España debe despertarse (darse cuenta y ver) que "Gibraltar nunca será español", insistió Picardo, quien dejó claro que no tiene nada en contra del pueblo español y que incluso los gibraltareños y los españoles tienen excelentes relaciones de amistad.

En su opinión, el término "colonia" al referirse a Gibraltar debe desaparecer puesto que "es una palabra del pasado" y porque el Peñón disfruta de un alto nivel de autonomía, con excepción de los asuntos relativos a su política exterior y la defensa.

Picardo se quejó también durante su presentación a la referencia de "Gibraltar, español" que hizo el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, tras su llegada al poder.

El ministro principal hace una visita de tres días al Reino Unido, como parte de sus viajes de rutina a este país puesto que cada vez son más las empresas interesadas en invertir en Gibraltar.

Según el Gobierno de Gibraltar, su objetivo es diversificar cada vez más su economía para que no depende demasiado en los servicios financieros teniendo en cuenta la crisis económica global.

Además, la visita tiene lugar después de que en mayo pasado los pesqueros españoles fueran hostigados por patrulleras británicas una vez que el Gobierno del Peñón les impidiera faenar en aguas cercanas a Gibraltar, al esgrimir una ley de 1991 para vetar artes de pesca que utilizan los españoles y permite la normativa europea.

Los pesqueros de Algeciras y la Línea recibieron la protección de los barcos de la Guardia Civil española.

El mes pasado, el ministro de Exteriores español se reunió en Londres con su colega británico, William Hague, con el que abordó el conflicto pesquero.

Durante su visita a Londres, García-Margallo dijo que tanto el Reino Unido como España animaban a las autoridades de Gibraltar y los pescadores de Algeciras y la Línea a que lleguen a un acuerdo en el conflicto pesquero.