Público
Público

Los piratas de "Arctic Sea" afirman ser ecologistas pero tienen antecedentes

EFE

Los ocho piratas que secuestraron en el mar Báltico el barco mercante finlandés "Arctic Sea" afirman ser meros ecologistas, pero tienen antecedentes penales y los cuerpos cubiertos con tatuajes, informó hoy el canal de televisión "Rossía".

Los piratas sostienen que son "ecologistas pacíficos, capturados por error", que no secuestraron el barco ni amenazaron con armas a sus quince tripulantes rusos, indicó el corresponsal de "Rossía" en un reportaje desde el avión militar ruso que trasladó hoy a los ocho detenidos de Cabo Verde a Moscú.

"Queríamos salvarnos de una tormenta y subimos (a bordo del "Arctic Sea") en la noche del 25 (de julio), pero el capitán no nos prestó gasolina y no pudimos abandonar el barco", afirmó ante la cámara de televisión uno de ellos, identificado como Andréi Luniov.

Al ser preguntado a qué organización ecologista pertenecen, Luniov solo pudo contestar con un "no lo sé muy bien, creo que es una empresa privada", y no dudó en asegurar que en el incidente marítimo "no hubo armas por medio".

El ministerio de Defensa ruso informó la víspera de que, según los marineros, los piratas -que exigían rescate amenazando con volar y hundir el barco mercante-, arrojaron sus armas al mar cuando el "Arctic Sea" fue alcanzado por el buque de guerra ruso "Ladny".

Los piratas sostienen que sus relaciones con la tripulación eran "buenas y amistosas", pero los merineros mostraron ante la cámara huellas de las cuerdas y esposas de plástico con que fueron atados y las vendas en algunas heridas recibidas al oponer resistencia durante la captura del barco.

Según fuentes de la investigación, la mayoría de los "defensores del medioambiente" tienen antecedentes penales, y el canal "Rossía" mostró imágenes de sus cuerpos con sofisticados tatuajes propios del mundo del hampa.

De acuerdo con la versión oficial rusa, el grupo de piratas que secuestró el "Arctic Sea" en el Báltico el pasado 24 de julio y destruyó sus sistemas de comunicación estaba integrado por cuatro ciudadanos de Estonia, dos de Letonia y otros dos de Rusia.

Estonia afirmó hoy que, según sus datos, solo uno de los piratas tiene su carta de nacionalidad, mientras los otros tres son personas sin ciudadanía, categoría de habitantes, en su mayoría rusos étnicos, a los que se ha denegado o que han rechazado la nacionalidad de ese país báltico.

Al tiempo, la Policía estonia confirmó que la mayoría de los detenidos, cuya edad oscila entre los 29 y los 45 años, "tienen antecedentes penales por diversos delitos", según informó desde Tallin la agencia rusa Interfax.

"A juzgar por las fotos y vídeos difundidos en los medios mundiales, se puede afirmar que los sospechosos se parecen a personas de las que se tenía información sobre su posible implicación en lo ocurrido", dijo un portavoz de la Policía estonia sobre el secuestro del barco mercante.

Letonia, a su vez, instó a Rusia a presentarle cuanto antes toda la información disponible sobre los presuntos ciudadanos letones detenidos por participar en el secuestro.

Mientras, Pável Levuskan, redactor del portal letón en internet Baznica.info, explicó que este año en los países bálticos "han salido de la cárcel muchos reos condenados en los primeros años de la independencia por graves delitos, como atraco a mano armada, extorsión y pertenencia a diversas bandas".

"Pero, al recuperar la libertad, chocaron con la situación actual de crisis, cuando hasta a personas honradas les cuesta ganarse la vida. Como resultado, la situación criminal en Letonia ha empeorado drásticamente", dijo el editor al diario ruso "Novie Izvestia".

Autoridades de varios países revelaron estos días que el "Arctic Sea", barco finlandés bajo bandera maltesa, no estuvo en paradero desconocido, sino que se ocultó la información real para no poner en riesgo la vida de los tripulantes y la integridad de la propia nave.

La enigmática desaparición del barco y su igual de misteriosa recuperación han suscitado en la prensa sospechas de que transportaba en secreto armas o materiales radiactivos y que se vio implicado en una operación de servicios secretos de varios países.

Más noticias de Política y Sociedad