Público
Público

Los pitos al himno, al Congreso

El pleno estudia hoy una proposición de ley remitida en 2008 por Les Corts Valencianes que prohíbe las "ofensas" a España en los estadios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estaba guardada bajo llave desde hace cuatro años. Pero apenas unas semanas después de que las aficiones del Athletic de Bilbao y del F.C. Barcelona pitaran el himno español en la final de la Copa del Rey, la mayoría que tiene el PP en la Mesa del Congreso ha decidido desempolvarla. Hoy el pleno estudiará la proposición de ley que en 2008 remitieron Les Corts Valencianes para prohibir 'actos de contenido político' en recintos deportivos.

La propuesta contempla la modificación de diferentes apartados de la Ley del Deporte. Pero el que más llama la atención es el cambio en el artículo 66: La mayoría absoluta que hace cuatro años -como ahora- tenía el PP en el parlamento valenciano propuso en su texto prohibir en los estadios actos políticos que inciten, animen, provoquen o sean en sí mismos 'constitutivos de ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus comunidades autónomas o a sus símbolos o emblemas'.

A falta de concretar qué acciones serían consideradas como ofensas, la legislación podría abrir la puerta a determinar como 'infracciones graves' los gritos a favor de la independencia de diferentes territorios, o las propias pitadas al himno español o a su bandera que la Constitución considera emblemas del Estado. La concreción será uno de los asuntos a debatir durante la tramitación parlamentaria de la proposición, que no tendrá problemas para prosperar si está respaldada por el PP y su mayoría absoluta.

En todo caso, si la modificación estuviera en vigor tal y como está redactada, las decenas de miles de aficionados que, el pasado 25 de mayo, abarrotaron el estadio madrileño de Vicente Calderón y que protestaron cuando sonó el himno de España podrían haber sido procesados por un tribunal. Y el castigo podría ir más allá de la suspensión del partido que propuso la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre .

El texto, no obstante, no se refiere únicamente a cuestiones de índole patriótica. También establece la prohibición de manifestar en los estadios sentimientos políticos que instaran 'a la discriminación'. 'Al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía', apunta el texto.