Público
Público

Plácido Domingo viaja al Barroco en el Teatro Real con el Händel más oscuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Teatro Real viaja al Barroco con la ópera más oscura y dramática de Händel, "Tamerlano", que por primera vez se sube a escena en España y con muchas novedades, entre ellas, el debut de Plácido Domingo en el papel principal, Bajazet, y la presentación en el Real de una experta batuta en ese periodo, Paul MacCreesh.

Desde el miércoles y hasta el 11 de abril estará en cartel esta "bella e inteligente" producción del Maggio Musicale Fiorentino, estrenada en 2001 con dirección escénica de Graham Vick -por tercera vez en el coliseo- y que recibió el Premio Abbiati en Italia, ha subrayado el director artístico del coliseo, Antonio Moral.

Ahora llega a Madrid con dos repartos, en los que hay interesantes debut, como la presentación en el Real de Bruce Ford (que se alterna en el papel con Plácido Domingo) Ann Hallenberg o Patricia Brandon. Además, Isabel Rey debuta en el papel de Asteria.

"Tamerlano", que nunca llegó a representarse con puesta en escena en España, es la ópera número dieciocho de Händel, estrenada en 1724 en Londres, y que relata la tragedia del emir turco Bajazet frente al sucesor de Gengis Khan.

Conseguir que el público se adentre en el mundo de sensaciones que creó Händel, sujeto a otra estructura, a otro ritmo y a otra concepción del tiempo, ha sido el objetivo de los directores de esta producción, que han trabajado muy intensamente en los recitativos de la ópera, muy complejos y en los que se fragua el drama.

Además, el director musical ha buscado, ante todo, el sonido del Barroco, una meta extrema para una orquesta de instrumentos modernos, como es la Sinfónica de Madrid, titular del Real. "No voy a intentar hacer más fácil una cosa que no lo es; no voy a cambiar una música viva, expresiva, sencilla en su belleza", ha aclarado Paul McCreesh.

"Han sido días de trabajo intenso; soy yo el que llega a una compañía experta y tengo una gran alegría de haber encontrado este personaje que me hace trabajar a tope", ha dicho Plácido Domingo en la presentación de su debut como Bajazet, el role número 127 de su dilatada carrera y que guarda una gran intensidad dramática -no habitual para el Barroco- en la escena de la muerte.

Con "ansias de novillero" y de "renovarse" constantemente, Plácido Domingo se adentra en el repertorio handeliano con el que sólo tuvo contacto en sus años de juventud con el "Mesías".

"Lo más importante de mi carrera ahora es encontrar personajes que se adapten a mi edad. Hacer la figura de padre me da una oportunidad como actor, porque siempre he hecho de galán romántico", ha explicado el cantante madrileño, quien se enfrenta a uno de los dos únicos papeles que escribió Händel para tenor, con -ni más ni menos- siete arias y muchos recitativos.

Trabajar con la "leyenda" de Plácido Domingo ha sido un "placer" para el elenco y supone, además, que algo se mueve en la música Barroca, según la contralto Ann Hallenberg, quien ha resaltado que este periodo es "pura pasión".

Hallenberg se alterna con Monica Bacelli en el papel de Tamerlano, escrito para castrati, y que por ello no está tampoco exento de gran dificultad, según ha precisado la contralto italiana.