Público
Público
Únete a nosotros

Los planes de relanzamiento supondrán un 0,85 por ciento del PIB de la Unión Europea en el 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Joaquín Almunia, estimó hoy que los planes de relanzamiento anunciados en los países de la Unión Europea (UE) representarán una aportación de en torno al 0,85 por ciento al Producto Interior Bruto (PIB).

Si se suma el impacto de los "estabilizadores automáticos", que representarán alrededor del 1,5 por ciento, la suma total se situará en torno al 2,35 por ciento del PIB de la UE, añadió en conferencia de prensa la ministra francesa de Economía y Finanzas, que presidió una reunión informal del Ecofin en París.

Almunia, que indicó que en enero se hará una evaluación más precisa de todas las cifras, puso el acento en que el paquete que se va a introducir en la economía para hacer frente a los efectos de la crisis será "muy importante".

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, consideró hoy "muy necesario" que todos los dispositivos de apoyo al sistema financiero, como los mecanismos de capitalización de los bancos, "se puedan poner en marcha muy rápidamente" para "restablecer la confianza".

Trichet dijo que el hecho de que los tipos de interés interbancarios están volviendo a una situación "más normal" debe contribuir a que el mercado crediticio se dirija también "a una situación más normal".

A ese respecto, Almunia hizo un llamamiento a la "responsabilidad" de las entidades financieras para que contribuyan a la reactivación del mercado de préstamos, sobre todo teniendo en cuenta "los muchos recursos públicos" que se han comprometido a aportar los gobiernos para el salvamento del sistema financiero, en un momento en que otros sectores económicos están sufriendo a causa de la crisis y de la escasez de créditos.

"Es también una responsabilidad de los que están al frente de las instituciones financieras, que recibieron lo que pedían", argumentó.

Los titulares de Finanzas de la UE, que se reunían por última vez bajo la presidencia francesa -que concluye con el mes de diciembre- decidieron plantear ante el Foro de Estabilidad Financiera los problemas que les generan los paraísos fiscales, para que haga propuesta sobre la forma de combatir estos incidentes.

Lagarde destacó que los paraísos fiscales -a los que utilizando un lenguaje diplomático llamó "centros no cooperativos"- "por pequeños que sean pueden crear enormes zonas de incertidumbre".

Los participantes en este Ecofin también trataron sobre "las necesidades de financiación suplementaria" para el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyo director ejecutivo, Dominique Strauss-Kahn, estuvo presente en el encuentro de París.

La ministra francesa contó que se habían evocado todas las posibilidades para aumentar sus fondos, que son de 200.000 millones de dólares.

Más noticias en Política y Sociedad