Público
Público

Una plataforma antiabortista recurrirá el cierre de la causa contra Isadora

El colectivo asegura que "hay pruebas". El juez aseguró que los hechos no son "constitutivos de delito"

PÚBLICO.ES

Los antibortistas se niegan a dar por cerrada la causa contra la clínica Isadora pese a la tajante sentencia absolutoria del juez.

Tras más de dos años y medio de procedimientos judiciales, en las que las acusaciones no cesaron, y con una sentencia absolutoria de por medio, la Plataforma La Vida Importa ha asegurado que recurrirá el sobreseimiento de la causa judicial.

Puros deseos porque, pese a su intención, está imposibilitada para recurrir al no ser parte personada en la causa.

Sostiene que la Guardia Civil "no se inventó el caso" y que "hay pruebas", aunque no las han presentado. Sin embargo, el juez aseguró que los agentes del Seprona que denunciaron los abortos intentaron "manipular la realidad" de forma "torticera".

La asociación antiabortista respondió así al Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, que decretó hace unos días el sobreseimiento libre y archivo de las diligencias previas abiertas a la clínica Isadora de Madrid, acusada de haber cometido abortos ilegales con fetos de más de 22 semanas de vida, por considerar que no hay indicios de que esta actividad se haya llevado a cabo en sus instalaciones.

Así, el juez habla de que la actuación de los agentes del Seprona que denunciaron los abortos ilegales se sustentó "sobre meras sospechas subjetivas, carentes de todo fundamento" y ello "cuando menos, combinada con una rechazable técnica inquisitorial tendente a tratar de buscar algún delito".

El juez estima que las denuncias se sustentaron "sobre meras sospechas subjetivas"

La plataforma recuerda que las primeras denuncias se presentaron ante la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil en junio de 2006, después de que varios miembros de la asociación investigaran durante dos años los residuos sanitarios dejados en la calle por los empleados de diferentes clínicas abortistas, tanto de Madrid, como de Catalunya.

Según La Vida Importa, tanto la Clínica Isadora como otras que forman parte de la industria del aborto tenían como práctica habitual deshacerse de los restos humanos "tirándolos a la basura ordinaria", lo que contradice la legislación sobre tratamiento de restos humanos y biosanitarios.

La Vida Importa denuncia no haber sido recibida todavía por los sucesivos ministros de Sanidad, "cuando siempre ha actuado conforme a la ley, mientras que han sido recibidos los infractores de la ley". Igualmente, criticó "el trato a favor" que está recibiendo la clínica abortista al respecto.

Más noticias de Política y Sociedad