Público
Público

Una plataforma musical acerca grupos emergentes a fans y posibles mecenas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En tiempos apocalípticos para la industria musical, cualquier idea puede ser una tabla de salvación para darse a conocer. First Clap es una nueva plataforma en línea donde los grupos noveles no solo pueden mostrar sus trabajos, sino mantener una relación más cercana con sus fans y buscar patrocinios.

Tras First Clap, que lleva en funcionamiento desde el pasado febrero, se encuentra un grupo de ocho jóvenes veinteañeros, con sede en Barcelona, que han querido dar una vuelta de tuerca a las actuales fórmulas musicales -tipo spotify- y crear una simbiosis entre artistas y melómanos, sin publicidad de por medio, todo muy legal y con los correspondientes derechos pagados a la SGAE.

La plataforma (www.firstclap.com), una especie de 'myspace' aunque únicamente musical, permite clasificar los grupos en más de 400 estilos, y de momento cuenta con perfiles de 250 bandas, explica a Efe la francesa Pauline Bernier, cofundadora del proyecto y responsable de relación con los grupos.

Aunque la idea es abrirse al mercado internacional, de momento, en First Clap, que en sus pocas semanas de vida ha recibido ya cerca de 12.000 visitas, trabajan con grupos españoles -muchas formaciones catalanas- y de Latinoamérica.

Los bandas independientes pueden darse de alta ellas mismas y, sin pagar ningún tipo de comisión, crear un espacio donde colgar sus trabajos musicales, vídeos, fotos y publicar información. Las discográficas por su parte también puede crear un usuario con perfiles para cada uno de sus grupos si quieren promocionarlos a través de la plataforma.

Animic, Sweet Momo o las formaciones de sellos como Bcore, Sones o Foehn Records tienen colgado ya su perfil en la plataforma.

Los usuarios son los grandes beneficiados de First Clap: pueden escuchar en "streaming", sin interrupción, toda la música que quieran, sin publicidad, descubrir grupos emergentes e incluso, si se encaprichan de alguna formación, convertirse en pequeños mecenas pagando una suscripción anual por lo que obtendrán un trato diferenciado de "fan vip", con acceso exclusivo a canciones u otras "prebendas".

"Pueden involucrarse en el éxito de sus artistas favoritos, tener con ellos una relación más cercana", indica Bernier en las instalaciones de la empresa en el distrito 22@, donde trabaja este equipo interdisciplinar de ocho jóvenes que conocen en propia piel las penurias del mundillo musical, ya que varios de ellos formaban los extintos "Martillo Hidráulico".

La plataforma ofrece al usuario la herramienta "Inspírame" con listas de música confeccionadas para que este pueda ir descubriendo cosas nuevas indicando únicamente que le gusta el rock o el pop o cualquier estilo, o navegar viendo cuáles son los grupos que generan más movimiento e interés entre la comunidad de la plataforma.

"Vale tanto para las personas que saben lo que quieren, por ejemplo pop-rock psicodélico de Vilanova, como para los que buscan algo nuevo y no quieren estar eligiendo cada rato", informa.

Además, si una banda necesita sacar adelante un nuevo álbum o un vídeo, a través de First Clap pueden crear una página con la descripción del proyecto y los objetivos económicos y buscar financiación por medio del sistema de "crowfounding" (microfinanciación) aunque ellos prefieren llamarlo "clapfounding".

La viabilidad económica de la plataforma, que logró ponerse en marcha gracias a una subvención del Ministerio de Cultura para el fomento de las nuevas tecnologías, dependerá de una herramienta de promoción que los grupos podrán contratar si quieren aparecer en lugares destacados de la página, pudiendo elegir el segmento de público que busquen.

"Los grupos podrán contratar este servicio los días que quieran. Es una forma asequible e innovadora para que puedan gestionar ellos mismos su promoción, multiplicar audiencia y el número de reproducciones", argumenta esta emprendedora. Sergio Andreu

Más noticias en Política y Sociedad