Público
Público

La Policía acaba con una violenta banda de atracadores

El grupo tenía su sede en Madrid y actuaba en distintos países de la Unión Europea

RAMIRO VAREA

Eran violentos, eficaces al ejecutar sus golpes, organizados y muy activos. Después de más de un año de investigación, la Policía Nacional ha conseguido desarticular por completo a una banda organizada especializada en robos de joyerías y bancos en toda Europa. Su botín: más de tres millones de euros.

En la operación, denominada Gold, han intervenido conjuntamente los cuerpos policiales de Bélgica, Alemania y Holanda. El grupo tenía su sede en Madrid. Desde aquí, sus integrantes se desplazaban por la UE con documentación falsa, donde cometían sus atracos. Tras dar el golpe, volvían a España y movían sus mercancías en el mercado negro.

Las pesquisas arrancaron en enero de 2007 en Amsterdam, donde había logrado asentarse parte de este grupo de presuntos delincuentes, la mayoría de origen colombiano. Los agentes consiguieron localizar y detener a ocho personas. Los arrestos permitieron aclarar decenas de robos con fuerza cometidos en Holanda, entre ellos uno que acabó con el apuñalamiento a un representante de una joyería.

La Policía descubrió entonces que la banda estaba dividida en dos células, y que también había actuado en Bélgica y Alemania. Fue entonces cuando se logró identificar al resto de sus integrantes. Las autoridades comprobaron, además, que el grupo había participado en numerosos golpes contra bancos y representantes de joyerías en diferentes países de la UE, desde octubre de 2006 hasta abril de 2007.

Tras las detenciones de Amsterdam, la banda regresó a Madrid. Dos de sus miembros cayeron y fueron extraditados a Holanda y Alemania, pero aún había que localizar a Miriam M. Esta mujer, la más veterana de la organización, intentó en febrero de 2007 robar una saca con más de 500.000 euros en el interior del Banco de España, en A Coruña.

La Policía dio finalmente con ella, y fue detenida hace pocos días en Madrid. La arrestada pasó a disposición de la Audiencia Nacional, donde espera su próxima extradición a Alemania.

‘Butroneros' del Este

Por otra parte, la Guardia Civil ha desmantelado una banda de butroneros albano-kosovares, acusados de once robos en cajas fuertes de empresas y de otros tantos asaltos en domicilios de Madrid, Toledo y Cádiz. El grupo estaba formado por cuatro personas, una de ellas de 74 años. Asaltaban los inmuebles cuando estaban vacíos y eran muy metódicos a la hora de planificar sus atracos. Estudiaban las medidas de seguridad existentes en los locales, tomaban nota de los horarios de los propietarios y empleados y se trasladaban hasta el lugar escogido con dos vehículos alquilados, donde ocultaban las herramientas.

Durante los robos, se comunicaban con teléfonos móviles y radio transmisores y utilizaban inhibidores de frecuencias para evitar que las alarmas saltasen. También vestían con ropas oscuras y pasamontañas, para ocultarse de las cámaras de seguridad. Los detenidos contaban con antecedentes por delitos contra el patrimonio.

Más noticias de Política y Sociedad