Público
Público

La policía duda de que haya supervivientes en el derrumbe de un edificio en Noruega

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía de Ålesund teme que el incendio desatado tras el derrumbe esta madrugada de un edificio de seis plantas en esta localidad noruega se prolongue durante días y duda de que puedan ser encontrados con vida los cinco residentes desaparecidos.

Kjell Kvernseth, jefe del operativo policial, señaló que mientras el incendio, que se ha extendido a dos plantas, no se extinga, no podrán comenzar las labores de rescate ni regresarán a sus casas las cerca de 300 personas residentes en los edificios situados en un radio de 500 metros, que ha sido desalojadas.

El peligro de explosión de un tanque con 6.000 litros de propano situado en el sótano del edificio aumenta la incertidumbre y el riesgo de nuevos derrumbes, así como la actuación del personal de emergencia, alertó Kvernseth.

Dos de los quince evacuados del edificio siniestrado permanecen hospitalizados con heridas leves, mientras que el resto ha sido dado de alta.

Las autoridades municipales de esta ciudad de 60.000 habitantes de la costa occidental noruega, han acomodado a parte de los desalojados en un hotel de la localidad y han apelado a la solidaridad de los vecinos para acoger al resto.

Una unidad de crisis con médicos, policía, un sacerdote y psicólogos ha sido puesta a disposición de los evacuados.

La policía cree que la causa del suceso fue un desprendimiento de un bloque de piedras de la montaña situada detrás del edificio, ocasionado por la humedad y el frío, que ha provocado varios derrumbes a lo largo del día y ha sepultado varias plantas del bloque de viviendas.

Un informe geológico realizado recientemente por encargo de los vecinos y difundido hoy por las autoridades municipales alertaba del peligro de desprendimientos en el solar.

"No creemos que estas cosas puedan pasar en nuestro país, por eso todo es tan dramático", declaró el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg.