Público
Público

La policía gala dice que Antza y Anboto estaban en el comité ejecutivo de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los exdirigentes etarras Mikel Albisu y María Soledad Iparraguirre formaban parte cuando fueron arrestados en 2004 del comité ejecutivo de la banda como jefes de los aparatos político y financiero, indicó hoy el capitán de la policía antiterrorista francesa Nicolas Engel.

Albisu, alias "Mikel Antza", fue el "responsable político" de ETA desde la detención en 1992 de su predecesor José Luis Santacristina, "Txelis", hasta que él mismo fue capturado junto a Iparraguirre, alias "Anboto", en Salies de Béarn (suroeste de Francia) el 3 de octubre de 2004, señaló Engel en la segunda jornada del juicio en apelación contra la pareja en París.

Desde esa posición jerárquica -señaló el policía- estuvo implicado en las negociaciones con el Gobierno español en 1999 y fue uno de los dos etarras que se entrevistó en enero de 2004 con el entonces vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod Rovira.

La participación de Albisu en el comité ejecutivo, el máximo órgano directivo de la organización terrorista, quedó atestada entre otras cosas con dos actas -incautadas en Salies de Béarn- de reuniones de esa instancia que tuvieron lugar en julio de 2003 y en julio de 2004.

También se le requisó una cronología de un proyecto de independencia del País Vasco que iba de 2004 a 2012, que incluía un proceso de negociación.

El capitán de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) hizo también un repaso de la actividad de Iparraguirre en ETA, y en particular el papel de "responsable del aparato financiero" que tuvo en los años 2000, cuando aparecía identificada con el sobrenombre de "Baltza".

Puso el acento en que "Baltza" no se limitaba a dar instrucciones a las diferentes estructuras de la banda sobre cómo debían llevar su contabilidad y a repartir el dinero, sino en "su papel de coordinación de la extorsión de fondos", con el llamado "impuesto revolucionario", que representaba el grueso de los ingresos de ETA.

Además, dijo que dada su experiencia como miembro del comando Araba en los años 80 y como responsable de los comandos ilegales desde comienzos de los 90, desde su situación de jefa de la tesorería igualmente "daba consignas a estructuras del aparato militar".

Hizo alusión a un documento preparatorio de un comité ejecutivo en que aparecía "Baltza" y estimó que habida cuenta de sus responsabilidades "estaba destinada a integrar el comité ejecutivo".

Engel precisó que en ETA "no hay un número uno" y que el comité ejecutivo "es un órgano colegial".

Confrontados en la vista a diversos documentos encontrados en Salies de Béarn y cuya autoría se les atribuye, los dos encausados se negaron a dar explicaciones.

"Mi organización no me autoriza a dar ninguna información interna aquí en este momento", se justificó Albisu, mientras Iparraguirre confirmó: "no daremos información sobre nuestro papel".

Él se reafirmó en el llamamiento hecho ayer a los gobiernos español y francés para que abran un proceso de diálogo con ETA.

Ella trató de leer el testimonio de la presunta etarra Beatriz Echeverría detenida en 2011 en España, en la que denunciaba haber sido objeto de torturas por las fuerzas del orden españolas.

En el juicio en primera instancia hace dos años también ante el Tribunal de lo Criminal de París, los dos fueron condenados a 20 años de cárcel en tanto que dirigentes etarras.

Más noticias en Política y Sociedad