Público
Público

La policía italiana investiga la posible muerte de 73 inmigrantes en el mar

EFE

Las autoridades italianas investigan la posible muerte de 73 inmigrantes indocumentados en el mar Mediterráneo mientras intentaban alcanzar las costas europeas a bordo de una barca con la que sólo cinco personas consiguieron llegar a tierra.

Según confirmaron hoy a Efe fuentes policiales, por el momento no existe "ninguna certeza" sobre lo sucedido, después de que los cinco supervivientes que fueron rescatados ayer por la Guardia de Finanzas a 12 millas al sur de la isla de Lampedusa afirmaran que 73 compañeros de travesía habían muerto y que sus cadáveres habían sido lanzados al mar.

El Ministerio italiano del Interior ya ha solicitado a las autoridades policiales de la localidad siciliana de Agrigento, de la que depende Lampedusa, que remitan todos los datos de los que dispongan para gestionar lo que ya se intuye como una auténtica tragedia en el mar.

Según informa el diario "Times of Malta", un portavoz de las fuerzas armadas maltesas ha asegurado que un helicóptero de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores (Frontex) ha observado al menos siete cadáveres que flotan en el mar desde el pasado martes.

Este viernes los medios de comunicación de Italia abren con la noticia de la posible muerte de esos 73 indocumentados, en un momento en el que las leyes sobre inmigración ilegal se han endurecido en el país y la han convertido en delito desde que entrara en vigor la nueva normativa el pasado 8 de agosto.

La prensa recoge los testimonios de los cinco supervivientes de la travesía, todos de nacionalidad eritrea y que contaron a su llegada a Lampedusa que en la barca viajaban 78 personas -18 mujeres- y que habían partido de las costas de Libia hacía unos veinte días.

Según esos testimonios, la primera en morir fue una chica de veinte años en una barca que partió en dirección a Italia pilotada por un hombre inexperto que se salió de la ruta ya el primer día.

En la segunda jornada de travesía la bebida y la comida se había terminado, así como la gasolina, y los barcos que se veían, grandes y pequeños, dicen los supervivientes, no se ofrecieron para rescatarlos.

"Esperábamos que alguno nos tendiera una cuerda, una escalera... pero nos dieron sólo pan, algo de comer y algunas botellas de agua", comenta Habeton, uno de los cinco supervivientes.

Dos de los cinco inmigrantes que fueron rescatados por las autoridades italianas, un hombre y una mujer, llegaron en graves condiciones de salud a Lampedusa, con sus cuerpos prácticamente "reducidos a esqueletos", según refirieron los servicios de urgencias.

La presencia de la barca en el mar fue advertida por autoridades maltesas, que avisaron a las italianas para que acudieran en socorro de los inmigrantes en una jornada, la de ayer, en la que fueron interceptados otros 50 indocumentados que querían llegar a Italia.

Más noticias de Política y Sociedad