Público
Público

El portavoz del Dalai Lama desmiente el apoyo a los actos violentos y acusa a China de represión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oficina del Dalai Lama negó hoy haber proporcionado cualquier tipo de apoyo a la revuelta de la semana pasada en Lhasa, la capital del Tíbet, y acusó a China de haber "reprimido" a los tibetanos durante años.

"Su Santidad ya ha dejado claro que dará la bienvenida a una investigación internacional, incluso con investigadores chinos, sobre las alegaciones del Gobierno de China acerca de ese supuesto apoyo a las revueltas", declaró a Efe por teléfono el portavoz del Dalai Lama, Chhime R. Chhoekyapa.

Chhoekyapa salió al paso de unas declaraciones del primer ministro chino, Wen Jiabao, en las que acusó al Dalai Lama y su "camarilla" de haber organizado las revueltas y de fomentar actos violentos.

"Todo forma parte de una campaña de desinformación -agregó el portavoz-. China ha reprimido al pueblo tibetano durante años, pero para ganarse nuestra mente y nuestro corazón, lo que se necesita es diálogo".

Trece "civiles inocentes", según Pekín, -más de cien, según los tibetanos en el exilio-, perdieron la vida en los disturbios del pasado 14 de marzo, en los que grupos de independentistas atacaron comercios y viviendas, y fueron reprimidos por la policía.

Chhoekyapa criticó el recurso a la violencia y reiteró la oposición del Dalai Lama "a cualquier hecho violento".

"Su Santidad sigue los acontecimientos del Tíbet desde la ciudad india de Dharamsala (donde se encuentra el Gobierno en el exilio), y se encuentra muy triste", dijo el portavoz.