Público
Público

Una posible segunda vuelta en Afganistán ensombrece el panorama

Reuters

Observadores internacionales pidieron el lunes una segunda vuelta en Afganistán, después de que un organismo de supervisión apoyado por las Naciones Unidas invalidara decenas de miles de votos a favor del presidente Hamid Karzai tras las disputadas elecciones de agosto.

La votación del 20 de agosto, socavada por acusaciones de fraude generalizado, ha provocado tensión entre Karzai y los gobiernos de Occidente, cuyas tropas están luchando contra la insurgencia talibán en Afganistán.

El prolongado proceso ha complicado la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, en torno a si enviar o no más tropas para cambiar el rumbo de la guerra de ocho años.

El grupo estadounidense Democracy International dijo que el informe de la Comisión de Quejas Electorales (ECC por su sigla en inglés) mostraba que el número de votos invalidados por el organismo respaldado por la ONU puso el total a favor de Karzai por debajo del 50 por ciento necesario para evitar la votación.

La segunda vuelta enfrentaría a Karzai contra su mayor rival, el ex ministro de Asuntos Exteriores Abdulá Abdulá.

Democracy International y el Institute of Peace de Washington señalaron que la auditoría de ECC dejaba a Karzai con cerca de un 48,3 por ciento, y al total de Abdulá subiendo desde el 28 a un 31 por ciento.

"Democracy International (...) cree que las decisiones de la auditoría de ECC deberían resultar en una segunda ronda, según la ley electoral de Afganistán", dijo en un comunicado enviado a Reuters.

Los resultados preliminares habían dado un 54,6 por ciento a Karzai.

J. Alexander Thier, jefe en Afganistán y Pakistán del Institute of Peace, señaló que la ECC descartó votos de 210 centros de votación de unas 350 muestras, según datos del comité.

Diplomáticos en Kabul también dijeron que los hallazgos, presentados por la ECC como un denso informe con decenas de páginas de detalles técnicos, dejaban la puerta abierta a una segunda vuelta.

"Todo lo que escuchamos apunta a la segunda vuelta. Para eso nos estamos preparando", dijo un diplomático de Occidente.

CRITICAN AL ORGANISMO SUPERVISOR

Bajo la ley afgana, la Comisión de Electoral Independiente (IEC por su nombre en inglés) nombrada por el Gobierno afgano debe aceptar los hallazgos, recalcular las cuentas y luego anunciar los resultados finales.

El panorama podría llevar a una mayor confusión si la IEC rechaza los hallazgos del organismo supervisor. Un miembro de la campaña de Karzai ya criticó el procedimiento de la ECC.

"La principal pregunta ahora es qué va a hacer la IEC, si van a aceptarlo", dijo el diplomático.

La IEC no pudo ser contactada para comentar la información.

Ante la pregunta de si ahora es inevitable una segunda vuelta, el presidente de ECC, Grant Kippen, no pudo entregar interpretaciones explícitas sobre el informe.

"Realmente no estamos preocupados de eso", dijo a Reuters. "Hicimos nuestro trabajo (...) Ahora es responsabilidad de la IEC tomar esa información y hacer los ajustes necesarios", manifestó.

Entre los hallazgos, el informe de la ECC enumeró varios centros de votación con el 100 por ciento de las papeletas bajo sospecha, con marcas uniformes o sin documentos de votación archivados y tachadas con un marcador de fieltro.

Más noticias de Política y Sociedad