Público
Público

El PP, contra la presidenta del Constitucional

Quiere que Casas aclare su relación con un dirigente de Batasuna cuya madre cuidó de su marido siendo niño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió 'explicaciones cumplidas' a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, por las informaciones que dan cuenta de la amistad entre esta y el dirigente de Batasuna, Karmelo Landa. 'Yo creo que tiene que dar explicaciones sobre este asunto. Debe hacerlo en su propia casa y ante la opinión pública', señaló la dirigente conservadora.

El sindicato Manos Limpias y un miembro del Partido Ciudadanos, Luis Soria, han denunciado a la máxima responsable del TC por no haberse abstenido en 1999 en la votación que puso en libertad a los integrantes de la Mesa de Herri Batasuna. Entre ellos se encontraba Landa, hoy encarcelado por pertenecer a banda armada.

Los 12 magistrados del TC decidieron entonces conceder el recurso de amparo que habían pedido los 23 ex dirigentes de HB y ordenaron su inmediata liberación tras 20 meses en prisión. El Constitucional consideró que la emisión de los vídeos de ETA por la coalición abertzale, en la campaña de las generales de 1996, no era constitutiva de delito.

Desde hace años Casas y su marido mantienen una supuesta relación de amistad con la familia del abertzale, que fue eurodiputado de 1990 a 1994 y parlamentario vasco desde esa última fecha hasta 1998. Además, según publicó hace unas semanas La Gaceta, la madre del etarra fue niñera y asistenta de Jesús Leguina, marido de la presidenta del Constitucional.

Con esta estrategia los conservadores están utilizando tratan de desgastar a Casas. Ayer, Sáenz de Santamaría se encargó de recordar, además. que 'no era la primera vez' que la presidenta del TC se veía 'involucrada en asuntos de asesoramiento o relacionado con algunos casos jurídicos'. La portavoz del PP recuperó el caso de una 'abogada acusada de la muerte bajo precio de su marido' que recurrió a Casas. Se le olvidó que hace ya más de un año el Supremo archivó ese procedimiento al estimar que no había existido ningún tipo de asesoramiento.

En este caso, y de concluirse que hubiera existido falta disciplinaria, tampoco podría haber sanción porque ya habría prescrito. En el PP están nerviosos porque no llega la sentencia del Estatut . Así, el responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, azuzó hace unos días de nuevo al Tribunal Constitucional.

Más noticias en Política y Sociedad