Público
Público

El PP se queda solo en su defensa del castellano

El portavoz de ERC-IU, Joan Tardá, critica al rey por no haber aprendido catalán teniendo tanto "apego al tiempo libre"

AGENCIAS

El PSOE y los grupos nacionalistas votarán en contra de una propuesta del PP de reforma de la Ley Orgánica de Educación del PP para que las administrciones educativas "garanticen" el derecho de los escolares a recibir enseñanzas en castellano en todas las etapas educativas.

En el debate parlamentario del Congreso, acalorado en algunos momentos, el portavoz adjunto del PP, Alfonso Alonso, ha argumentado que "sencillamente no es posible recibir la educación en castellano" en el País Vasco y en Catalunya, y que en Galicia y Baleares ha avanzado "el arrinconamiento" de esta lengua.

Ha insistido en que los niños tienen derecho a recibir las primeras enseñanzas en su lengua habitual y ha añadido que no es cuestión de territorios y patrias, "sino de personas y derechos". El PP ha propuesto un bilingüismo integrador en un marco que garantice la libre elección de la lengua, y, en ese sentido, se ha referido al acuerdo entre el PSE y el PP en el País Vasco.

Por el PSOE, Cándida Martínez, ha pedido al PP que no use las lenguas y la enseñanza para dividir y que no cree un problema donde no lo hay, y se ha preguntado por qué quiere "romper" un modelo que ha funcionado bien. "Ni se ha roto España ni la lengua castellana está en peligro", ha indicado.

En general, los grupos nacionalistas han rechazado que exista un problema sobre este asunto y han entendido que el PP lo utiliza con fines políticos y electorales.

Por CiU, Mercé Pigem ha dicho que la propuesta del PP es un "torpedo en la línea de flotación" de una de las políticas "más exitosas" de Catalunya, la inmersión lingüística.

Aitor Esteban, del PNV, ha negado que en algunas partes del País Vasco no se pueda elegir el modelo de educación y ha asegurado que el número de horas lectivas de castellano y euskera es el mismo.

Ha señalado que, si se abandona es modelo actual, diseñado cuando el PSE estuvo al frente de la cartera de Educación, "se va a dejar atrás la cohesión".

El portavoz de ERC-IU, Joan Tardá, ha indicado que se llega a un "genocidio cultural y lingüístico puesto al día" a "partir de las falsedades y la planificación" del PP, y ha advertido de que el catalán es "intocable" y "estamos muy orgullosos -ha añadido- de tener la lengua castellana como nuestra".

"El Jefe del Estado, después de 30 años de reinado, todavía no ha sido capaz de hacer un curso de lengua vasca, de lengua catalana y de lengua gallega, y no será que los Borbones no tengan apego al ocio y al tiempo libre... ¡No ha tenido tiempo, no ha tenido tiempo!", ha dicho irónicamente Tardá.

Antes se había referido a que en la iniciativa del PP se veía el "fantasma de Aznar", momento en el que presidente de la Cámara, José Bono, le ha pedido que se expresara en términos que no se entendieran como ofensivos.

Uxue Barkos, de Nafarroa Bai, ha considerado inoportuna la iniciativa y contraria a que las lenguas sean herramientas de convivencia.

Olaia Fernández Dávila, del BNG, ha asegurado que la propuesta del PP se basa en una gran mentira y en el cinismo político. En cambio, Rosa Díez, de UPyD, ha apoyado la propuesta, pues se trata, ha dicho, de una cuestión de "derechos y de libre elección".

Más noticias de Política y Sociedad