Público
Público

El PP reta a sus bases a llenar el feudo rival

Arenas intenta igualar la movilización de los mítines del PSOE en Dos Hermanas

ÁNGEL MUNÁRRIZ

El PP pretende convertir su acto del domingo en Dos Hermanas, feudo socialista y símbolo victorioso del PSOE en Andalucía, en la prueba de que es "un partido capaz de todo, que no tiene límites de ningún tipo". Así lo explicó ayer a Público Antonio Sanz, número dos del PP andaluz, que afirma que su formación se ha marcado como reto llevar hasta el velódromo del municipio sevillano "más de 20.000 personas", igualando así la taquilla de las grandes tardes de Felipe González, Manuel Chaves y José Luis Rodríguez Zapatero en el mismo escenario. "Vamos al corazón del socialismo. Somos conscientes de que todo el mundo va a estar pendiente del resultado", afirma Sanz.

El PP-A tiene "las pilas puestas desde Huelva hasta Almería", explica un cargo provincial del partido. La formación calcula que el 50% de los asistentes llegará desde Sevilla y provincia, el 45% desde el resto de Andalucía, y el 5% desde fuera, incluido el Comité Ejecutivo Nacional en pleno, con Mariano Rajoy al frente. Sanz no especificó cuántos autobuses se desplazarán a Sevilla.

El partido envía diariamente a sus cargos un argumentario recordándoles la importancia del acto. La convocatoria también ocupa la cabecera de la página web del PP: "¡Ven!", reza el mensaje principal. "Te esperamos". Los conservadores también exprimen las posibilidades que les da Twitter, Facebook y su red popular.es. A todo ello se suman cuatro cuñas de radio en las que se repite el eslogan del acto: "Más empleo y menos impuestos".

"El PSOE ya está nervioso, y eso ya es un éxito"

Pese a que el PP ha ido avanzando en Andalucía, los socialistas mantienen el Gobierno regional con mayoría absoluta y han cimentando sus victorias en las generales de 2004 y 2008 en su holgada diferencia con respecto a los conservadores tanto en esta comunidad como en Catalunya. Javier Arenas, líder del PP-A, que ha perdido ya tres elecciones frente a Manuel Chaves y ahora ejerce la oposición a José Antonio Griñán, es el principal promotor de este acto, que pretende convertir en un acto de autoafirmación y de liberación de los complejos.

"El PSOE ya está nervioso, y eso ya es un éxito", dice Sanz, que opina que la reacción de los socialistas el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, desdeñó la iniciativa al afirmar que el acto evidenciaba el "complejo" del PP frente al PSOE revela "histeria".

El acto tendrá lugar en medio de una campaña de afiliación puesta en marcha por los populares andaluces, resueltos a evitar a toda costa la identificación de Arenas con la figura del sempiterno perdedor. Aprovechando el tirón del acto del domingo como "esfuerzo histórico de movilización", en palabras de Sanz, la campaña Yo quiero ser popular pretende pasar de los 142.000 afiliados que los conservadores dicen tener en Andalucía a 175.000.

Esta movilización llega después de una ronda de manifestaciones protagonizadas por el PP en las ocho provincias, también con el paro como principal objeto de crítica al Gobierno regional. En el acto del domingo, Rajoy y Arenas pedirán a la Junta que rechace la subida de impuestos de Zapatero. Y lo harán en el mismo escenario en el que, en mayo de este año, el líder del PSOE anunció ante 20.000 personas un nuevo modelo de crecimiento con menos ladrillo.

Más noticias de Política y Sociedad