Público
Público

El precio del barril de crudo de la OPEP repite récord de 90,71 dólares

EFE

El barril de crudo de la OPEP se vendió el jueves a 90,71 dólares, exactamente el mismo valor que la jornada anterior, cuando superó por primera vez los 90 dólares, según informó hoy el secretariado de la organización petrolera en Viena.

Según el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri, el principal factor causante de la imparable escalada de los precios del petróleo es la especulación financiera en los mercados de futuros, donde el crudo se acerca a los 100 dólares por barril.

En declaraciones al diario vienés Der Standard de hoy, El Badri insta a Occidente a tomar medidas para controlar más estrictamente a los especuladores.

"Son necesarios controles más estrictos, hay que poner un freno a los especuladores", dijo El-Badri, tras asegurar que en estos momentos la oferta y la demanda de crudo están en equilibrio y los fundamentos del mercado no justifican los precios actuales, cercanos a los 100 dólares/barril.

Sin embargo, Estados Unidos y la Unión Europea están presionando a la organización para que eleve aún más su producción conjunta de crudo, con el fin de aliviar la presión alcista en unos mercados donde la especulación está alimentada por el temor a una escasez ante previsiones de que la oferta será ajustada en el futuro.

Así, las cotizaciones suben con fuerza tras cada noticia de un evento que puede afectar los suministros, como el mal tiempo o los conflictos geopolíticos en zonas petrolíferas.

En los últimos días, a los conflictos en torno al polémico programa nuclear iraní, o el de Turquía con los rebeldes kurdos refugiados en el norte del PKK, se ha sumado una tormenta en el Mar del Norte, donde se encuentran importantes plataformas petroleras.

"BP y Conoco Phillips informaron que suspendieron la producción de 540.000 barriles diarios", recordó hoy la consultora PVM.

Además, debido a la ola de mal tiempo en el norte europeo, también parte de la producción de crudo de Noruega tuvo que ser suspendida, al igual que el tráfico de buques en el puerto de Rotterdam, cuyo cierre se calcula que afectará a unos 60 fletes.