Público
Público

El precio de los productos agrícolas subió el 5,3% en España en 2007, frente al 7,5% en la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El precio de los productos agrícolas aumentó el año pasado en España el 5,3%, por debajo de la media de la Unión Europea (UE), donde el avance fue del 7,5%, según los datos facilitados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

Si se tiene en cuenta el incremento de la inflación, en 2007 los precios agrícolas crecieron en España el 2,9% y el 5% en los Veintisiete.

Un año antes, la producción agrícola española se había abaratado el 0,9% y había subido el 5,4% en el conjunto de la UE.

El precio de los productos vegetales subió más que el de los animales, tanto en España como en toda la Unión.

Así, la producción española de vegetales se encareció el 8,7% (el 12,5% en los Veintisiete), frente al avance de sólo el 0,6% en la de animales (el 2,5% de media en la UE).

Eurostat explicó que la subida de los precios vegetales en la UE (del 9,6% en términos reales) se debió al empuje de la demanda y a la caída de las cosechas.

En toda la UE y dentro de la producción vegetal, el mayor encarecimiento lo registraron los cereales (incluidas semillas), del 50,3% (el 45,5% si se descuenta la inflación).

Tanto las patatas como el aceite de oliva, que en 2006 encabezaron las subidas de precios, se abarataron el año pasado.

Así, el precio de aceite cayó en términos nominales el 18,6% (tras aumentar el 11,5% en 2006) y el de las patatas disminuyó el 3,4% (después de subir el 56,5% un año antes).

Las plantas para forraje aumentaron el 13,6%; la fruta el 8,3%; el vino el 5,2%; las plantas industriales el 5,1%, y las verduras y hortalizas, el 2,7%.

En cuanto a los productos animales, destaca el incremento del precio de los huevos, del 15,6%, seguido de la leche, el 10,3%.

Todos los animales, excepto las aves, se abarataron, con caídas que oscilan desde el 8% del ganado porcino, al 4,6% del ovino y caprino y el 2,7% del bovino.

El precio de las aves aumentó, por el contrario, el 9,9%.

En lo que se refiere a los bienes necesarios para la producción agrícola, Eurostat señaló que su precio se incrementó el año pasado el 5,7% en España y el 6,1% en toda la UE.

Una vez corregido el efecto de la inflación, el avance fue del 3,3% en el caso de España y del 4% en los Veintisiete.