Público
Público

Todo preparado para que dé comienzo la 55 edición del Festival de Cine de San Sebastián

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de mil periodistas, el doble de invitados, 600 proyecciones, 228 títulos, diez días de festejos y dos alfombras rojas son las principales cifras que acompañan a la 55 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Todo está a punto para albergar a los entorno a 1.200 informadores que, procedentes de más de 40 países, redondearán el ambiente que la ciudad ya va bocetando a base de banderolas y carteles que adornan sus calles. La oferta hotelera de la capital guipuzcoana se encuentra copada por ellos, por los miles de cinéfilos que acuden a la llamada del festival y por los 1.900 profesionales del cine y la organización cultural que han sido invitados por el festival.

Una alfombra roja de color azul 

Los visitantes más ilustres del festival se moverán entre las alfombras rojas del teatro Victoria Eugenia y del Kursaal. Como anécdota, la “alfombra roja” de éste último será en realidad de color azul. Estas dos sedes principales del Zinemaldia junto al hotel María Cristina, en el que suelen alojarse las estrellas invitadas, forman el triángulo en torno al cual gravitará la vida cultural y social de San Sebastián los próximos días.

Este año darán relumbre al festival nombres como Richard Gere y Liv Ullman, premios Donostia de este año, Demi Moore, Viggo Mortensen o Samuel L. Jackson, que se presentará ante 3.000 personas en el velódromo de Anoeta. Será para la proyección de Cleaner, de Renny Harlin, un thriller en el que interpreta a un ex policía encargado de limpiar escenas de crímenes.

A los más cinéfilos les interserá más la proyección de Eastern promises, de David Cronenberg, apadrinada por su protagonista, Viggo Mortensen. Esta cinta, que inaugura el festival, competirá por la Concha de Oro con las propuestas de Wayne Wang, John Sayles, Gracia Querejeta e Icíar Bollaín.

Paul Auster, escritor, director y jurado

La decisión caerá en manos de un jurado presidido por el escritor y director Paul Auster, que presenta fuera de concurso su The inner life of Martin Frost, película en la que retoma una idea surgida de su novela El libro de las ilusiones.

Le acompañan en su labor los actores Eduardo Noriega, Pernilla August, Nicoletta Braschi, Susú Pecoraro y los realizadores Jim Jarmusch, Peter Webber y Bahman Ghobadi, que pasa al otro lado tras haberse alzado con sendas Conchas de Oro por Las tortugas también vuelan y Media luna.

La ceremonia inaugural tendrá por anfitrionas a Edurne Ormazabal y a Cayetana Guillén Cuervo. El decorado del Kursaal, en el que presentarán el festival y se entregarán el último día las distinciones a todos los premiados, es uno de los secretos mejor guardados del festival.

Las películas se proyectarán, como siempre, en varias sedes: los mencionados Kursaal y velódromo de Anoeta, el teatro Victoria Eugenia, que acoge la sección Zabaltegi con lo mejor de otros festivales y algunos de los segundos pases de las cintas que compiten en sección oficial. El viejo teatro vuelve así a ser sede del Zinemaldia tras varios años de rehabilitación.

También el cine Principal y otras salas comerciales acogerán cintas dentro de la programación oficial de la cita cinematográfica.

La sección oficial del Festival de Cine de San Sebastián se cerrará con la proyección el día 29 de Flawless, de Michael Radford ,con Demi Moore. Posteriormente tendrá lugar la ceremonia de entrega de premios y clausura que pondrá fin a diez días de arte y glamour en la capital de Guipuzcoa.

Más noticias en Política y Sociedad