Público
Público

El presidente del Mallorca evita comentar a los medios su declaración de un hora ante el juez

EFE

El presidente del Mallorca, Vicente Grande, ha declarado durante una hora y cinco minutos en el juzgado de instrucción número 6 de Palma, en calidad de imputado como promotor del grupo empresarial Drac, por el llamado "caso Plan Territorial", y ha rechazado hacer comentarios sobre su declaración.

Grande ha abandonado los juzgados de Palma acompañado por su abogado, el decano del Colegio de Abogados de Baleares, Joan Font, y no ha respondido a las preguntas del nutrido grupo de periodistas que esperaban a las puertas de la sede judicial.

El juez Miguel Florit, titular del juzgado de instrucción número 6 de Palma, se encarga de la causa que investiga presuntos "pelotazos urbanísticos", que pueden haber supuesto plusvalías de 300 millones de euros, mediante la inclusión en el Plan Territorial de tres zonas de Mallorca como "Áreas de Reconversión Territorial" (ART) de forma que se revalorizaron al ser "reconvertidas" en urbanizables.

En concreto, el juez investiga el cambio de calificación a "urbanizables" de tres áreas de Mallorca: la finca de Es Crevers de Marratxí, que Grande adquirió en 2002; Son Durí de Sa Rápita y el predio de Sa Vinyola, ambos el municipio de Campos.

El empresario y presidente del club deportivo Mallorca está imputado en el proceso, junto a otros dos promotores, Mateo y Cristóbal Sastre, y a los dirigentes políticos Bartomeu Vicens, ex conseller insular de Territorio; y Jaume Font, ex conseller de Medio Ambiente en el anterior gobierno autonómico de Jaume Matas.

El juez analiza la comisión de hasta tres delitos: prevaricación, información privilegiada y tráfico de influencias.

La relación de Grande con la causa se debe a que vendió en 2004 a Mateo Sastre, por 41 millones de euros, la finca Es Crevers, en la localidad mallorquina de Marratxí, 27 millones más de lo que él había pagado por esos terrenos en 2002.

Es Crevers fue incluida en el Plan Territorial de Mallorca, aprobado en 2004, como Área de Reconversión Territorial (ART), lo que permite su urbanización y la construcción de viviendas.

Más noticias de Política y Sociedad