Público
Público

El presidente palestino acusa en El Cairo a Hamás de obstaculizar la reconciliación palestina

EFE

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, acusó hoy en El Cairo al movimiento palestino Hamás de obstaculizar la reconciliación entre las facciones palestinas.

"El movimiento Al Fatah apoyó totalmente el acuerdo de reconciliación presentado por Egipto (...). Sin embargo, el Movimiento Hamás ha puesto obstáculos para la consecución de la reconciliación", dijo Abás tras reunirse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

En unas declaraciones recogidas por la agencia oficial egipcia, MENA, Abás, presidente también de Al Fatah, valoró positivamente los esfuerzos diplomáticos realizados por Egipto en su mediación entre las distintas facciones palestinas.

Fruto de esa mediación, Egipto ha hecho llegar a las partes una propuesta que fija una serie de pasos en favor de la reconciliación palestina, a partir de acuerdos definidos anteriormente, pero hasta ahora sólo ha sido firmada por Al Fatah, y Hamás ha expresado sus reservas.

Abás señaló que el grupo que preside firmó el documento por dos razones: "Primero por nuestro reconocimiento y nuestra plena confianza en el papel egipcio y, segundo, por nuestro compromiso con la unidad palestina".

"Pero nos sorprendió que Hamás se demorara en la firma con la disculpa del informe Goldstone. Después nos sorprendimos de la gran cantidad de reservas que presentaron para eludir su rubrica, entre las que no incluyeron el informe Goldstone", dijo Abás.

Egipto había anunciado que esta semana se firmaría en El Cairo una iniciativa para reconciliación elaborada por Egipto, que intenta infructuosamente desde julio de 2007 limar las diferencias que separan a las distintas agrupaciones palestinas.

Sin embargo, tras la crisis suscitada en Gaza y Cisjordania por el informe Goldstone, realizado por la ONU y que insta a Israel investigar los crímenes de guerra cometidos en Gaza durante la ofensiva militar de diciembre de 2008 y enero de 2009, las negociaciones se volvieron a estancar.

La relación volvió a tensarse después de que Hamás acusara a la ANP de haber presionado para retrasar hasta marzo el debate sobre ese texto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, aunque finalmente el informe se debatió el pasado viernes.

Los nacionalistas de Al Fatah anunciaron el pasado día 14 la firma de la iniciativa de reconciliación presentada por Egipto, pero los islamistas de Hamás denunciaron que los mediadores egipcios habían introducido cuestiones nuevas que no se habían discutido y pidió que se incluyeran cambios para poder rubricarla.

En este sentido, el presidente de la ANP que mostró hoy en El Cairo su oposición a modificar el documento egipcio, subrayó que la "pelota está ahora en el terreno de Hamás" y concluyó que el grupo islámico había utilizado dicho estudio presentado por la ONU como una excusa para no firmar el documento.

Asimismo, subrayó que después de que se hubiera descubierto la estrategia de Hamás, los miembros de este grupo "comenzaron a inventar (nuevas) excusas".

Más noticias de Política y Sociedad