Público
Público

El presidente ruso prefiere Asia a Occidente para su primera gira al exterior

EFE

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, inicia el jueves su primer viaje al extranjero que le llevará a Kazajistán y China, para marcar así la prioridad de los lazos de Moscú con Asia en medio del enfriamiento de sus relaciones con Occidente.

Medvédev, quien relevó en el Kremlin el 7 de mayo a su mentor, Vladímir Putin, viajará el jueves a la capital kazaja, Astaná, y de allí se trasladará el día siguiente a Pekín acompañado de un nutrido grupo de ministros, gobernadores y grandes empresarios rusos.

El destino de la primera gira del jefe del Estado fue interpretado como una señal de que Rusia, alentada por el crecimiento económico y puesta a recuperar su peso internacional, apuesta por sus aliados más fieles en Asia, en contraste con la "paz fría" con Occidente.

Kazajistán, gran productor centroasiático de petróleo y gas, es el país ex soviético con el que Rusia mantiene mejores relaciones, mientras China, antiguo aliado de Moscú, es uno de los principales importadores de hidrocarburos y armas rusas.

China, sedienta de energía, espera que Rusia tienda un oleoducto de Siberia al Pacífico para importar más crudo ruso, mientras Kazajistán es clave para que Moscú mantenga bajo su control las reservas de gas centroasiático, codiciadas también por Occidente.

Moscú, Pekín y Astaná colaboran en el marco de la Organización de Cooperación de Shanghái, estructura regional de seguridad vista como un contrapeso a Estados Unidos y la OTAN en Asia Central y por la que ya muestran su interés Irán, Pakistán, Mongolia y Afganistán.

El estreno de Medvédev con esta gira asiática "muestra que Moscú se atendrá a sus prioridades y que Occidente no debe hacerse ilusiones", dijo al diario "The Moscow Times" el analista Yevgueni Volk, representante en Moscú de Heritage Foundation (EEUU).

Rusia, irritada por la ampliación de la OTAN hacia sus fronteras y el despliegue del escudo antimisiles de EEUU en Europa del Este, está también molesta por la creciente actividad de Occidente en el espacio postsoviético y sus intentos de acceder al petróleo y gas del Caspio y Asia Central sin transportarlos por territorio ruso.

Además, ve paralizada desde hace dos años la negociación de un nuevo ambicioso acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), a la que asimismo acusa de impedir el acceso al mercado comunitario de las grandes compañías rusas, ante todo del sector energético.

Por otra parte, Medvédev anunció que su primera visita a un país europeo la hará en junio a Alemania debido al "carácter privilegiado" de las relaciones con Berlín, principal defensor de los intereses rusos en Europa.

El presidente Putin durante sus dos mandatos en el Kremlin visitó Kazajistán quince veces, Alemania otras trece y China en siete ocasiones.

El Kremlin anunció ya que Medvédev visitará este año la India, y los ministros de Exteriores ruso, indio y chino celebraron la semana pasada una nueva reunión trilateral en la acordaron intensificar su interacción a nivel internacional y regional.

También se celebró una reunión ministerial de Brasil, Rusia, India y China, que forman el llamado grupo BRIC de grandes economías emergentes, otra alianza vista no solo como una respuesta a la política unilateral de EEUU, sino también como un nuevo centro de atracción para muchos países en desarrollo.

Nada más ganar las elecciones, Medvédev declaró que al frente del Kremlin continuará "la política que ha llevado a cabo el presidente Putin", al que confirió el cargo de primer ministro.

También Putin advirtió de que su sucesor será para Occidente un hueso tan duro de roer y "tan nacionalista ruso", como fue él durante sus ocho años en el Kremlin, a pesar de que aquél tiene fama de liberal y no se le conocen vínculos con los servicios secretos.

El veterano diplomático norteamericano Zbigniew Brzezinski, ex consejero de Seguridad Nacional de Jimmy Carter, opinó hace poco que dentro de la estructura de poder que forma el tándem Putin-Medvédev la política rusa la decidirá el ex presidente, y no su sucesor.

"Los criterios de Putin respecto a cómo debe ser la evolución política de Rusia, sobre la actitud de Rusia hacia el mundo y hacia EEUU son harto conocidos, y serán estos criterios los que formarán el vector político del presidente Medvédev", afirmó Brzezinski, actual asesor del candidato a la Presidencia de EEUU, Barack Obama.

Más noticias de Política y Sociedad