Público
Público

El presidente surcoreano se reúne con los enviados de Kim Jong-il

EFE

El presidente de Corea del Sur, el conservador Lee Myung-bak, se reunió hoy con representantes del régimen comunista de Corea del Norte, por primera vez desde que comenzó su mandato en febrero de 2008.

Lee recibió en su residencia oficial a los seis miembros de la misión enviada por Corea del Norte al funeral del ex presidente surcoreano Kim Dae-jung, entre ellos dos asesores del líder comunista Kim Jong-il, informó la agencia local Yonhap.

La delegación norcoreana tenía previsto marcharse ayer sábado de Seúl pero finalmente prolongó su estancia para poder entrevistarse hoy con Lee, quien hasta ahora había mantenido una línea dura hacia el régimen vecino.

El encuentro con el mandatario surcoreano se ha celebrado a iniciativa de la misión norcoreana, que así lo solicitó ayer.

La presencia en Seúl de representantes enviados por Kim Jong-il, ha hecho incrementar las esperanzas de una mejora en las relaciones entre ambos países vecinos, que han vivido muchos meses de tensiones.

La misión norcoreana está presidida por el secretario del Comité Central del Partido de los Trabajadores, Kim Ki-nam, quien se cree ha podido traer a Seúl un mensaje personal del líder de Corea del Norte, según Yonhap.

Ayer los enviados norcoreanos se reunieron con el ministro de Unificación de Corea del Sur, Hyun In-taek, en el que supuso el primer encuentro de responsables de ambos países en casi dos años, desde noviembre de 2007, cuando todavía no estaba Lee en el poder.

El ministro de Unificación expresó anoche su deseo de que la reunión de hoy entre Lee y los enviados norcoreanos "traiga consigo un nuevo tipo de relaciones intercoreanas", de acuerdo con Yonhap.

Hyun mantuvo ayer un encuentro de hora y media con la misión norcoreana y posteriormente compartieron una cena.

Desde que Lee Myung-bak llegó a la Presidencia de Corea del Sur en febrero de 2008, su Gobierno se ha caracterizado por una línea dura hacia Corea del Norte, que ha su vez ha incrementado las tensiones con el país vecino y la comunidad internacional.

Tras lanzar un cohete de largo alcance en abril y realizar su segunda prueba nuclear en mayo, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó nuevas sanciones contra el régimen norcoreano.

En las últimas semanas, sin embargo, Corea del Norte se ha mostrado dispuesto a dialogar bilateralmente con Estados Unidos y ha normalizado el tráfico de personas y trenes de mercancías en la frontera con Corea del Sur, tras varios meses de restricciones.

Más noticias de Política y Sociedad