Público
Público

La presión fiscal española, inferior a la media de la UE

Finlandia y Suecia lideran el debate sobre las subidas fiscales

DANIEL BASTEIRO

La presión fiscal en España está por debajo de la media de la Unión Europea, según los últimos datos publicados por la Comisión Europea. En concreto, en 2007, la recaudación impositiva española suponía el 37,1% del PIB, 3,3 puntos porcentuales por debajo del promedio de los 16 países de la Eurozona, el 40,4%.

De entre todos los impuesto, donde existe una mayor diferencia es en los impuestos que gravan el consumo, como el IVA o los impuestos especiales. Su peso sobre el conjunto de la economía es del 15,9%, lejos del 22,2% de la media de los socios europeos. Entre estos impuestos indirectos se encuentran los que gravan las bebidas alcohólicas y la cerveza, así como los de los carburantes y el tabaco, que el Gobierno español ha elevado recientemente como medida para contener el déficit.

Las subidas de impuestos están empezando a figurar en la agenda europea. Otros países, como Finlandia o como Suecia, que el 1 de julio comienza su turno de Presidencia de la UE, han planteado abiertamente aumentar la presión fiscal para luchar contra un déficit que se dispara en muchos de los países miembros. "Necesitamos subir impuestos y recortar los gastos", aseguró la semana pasada el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt. Su homólogo finlandés, Matti Vanhanen, insistió en que "la presión fiscal global también debe aumentar", porque es "ilusorio" pensar que el control presupuestario "se puede hacer sólo por el ladodel gasto".

Los datos del informe de la Comisión vienen a facilitar más argumentos a los que defienden la conveniencia de elevar la presión fiscal en estos tiempos de crisis, después de la bonanza de los últimos años. Según el estudio, los impuestos sobre los ingresos personales (como el IRPF) o los que gravan los beneficios empresariales (como el Impuesto sobre Sociedades) se han recortado apreciablemente en el periodo que va de 2000 y 2008.

En España, por ejemplo, el tipo máximo del Impuesto sobre la Renta ha pasado del 48% al 43% y el de Sociedades, del 35% al 30%. En la Eurozona, estos gravámenes se han reducido en 6 y en 9 puntos, respectivamente.

A pesar de esta reducción de la carga individual, la presión fiscal global ha crecido desde 2004, reflejando "el crecimiento económico de la UE", según Marco Fantini, coordinador del Estudio de la Comisión. Ahora, Bruselas constata un "declive claro" de los ingresos durante 2008 y 2009 debido a la paralización de la actividad económica y el desplome delconsumo.

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, no descartó ayer la posibilidad de que el Gobierno modifique o elimine la deducción de 400 euros en el IRPF en el año 2010, aunque sí rechazó la posibilidad de acometer más subidas de impuestos en lo que queda de 2009. "Para este año no esperamos ninguna subida de impuestos", aseguró Ocaña ayer en los pasillos del Senado, aunque admitió que, de cara a 2010, "todas las opciones están abiertas", incluida la revisión de la deducción de 400 euros, como informó Público el pasado 11 de junio.

Por otro lado, el Gobierno estima que la incorporación a la legislación española de la nueva Directiva de Servicios permitirá aumentar los ingresos en torno a 5.593 millones de euros, según la memoria económica de la llamada Ley ómnibus que adapta la norma de la UE. El incremento se basa en una mejora del PIB del 1,2% en un plazo de entre tres y tres años y medio.

Más noticias de Política y Sociedad