Público
Público

Primer indicio de agua líquida en el suelo de Marte

La conclusión se basa en las imágenes y datos recogidos por la sonda Phoenix

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez, los científicos han hallado pruebas de la posible presencia de agua líquida en Marte. Aunque por el momento la afirmación se quedará en una hipótesis plausible sin posibilidad de confirmación, al menos quienes lo afirman cuentan con unas credenciales sólidas: se trata del equipo responsable de la sonda Phoenix de la NASA, que el pasado año analizó muestras del suelo marciano, demostrando la presencia de hielo.

Cuando el pasado noviembre el aparato sucumbió a la llegada del otoño, el investigador principal de la misión, Peter Smith, de la Universidad de Arizona, aseguró que seguirán "extrayendo gemas de este tesoro de datos durante los años venideros". La promesa se hace realidad con un estudio en el que se afirma que unas extrañas protuberancias que aparecieron en las patas de la sonda durante la misión eran gotas de agua líquida.

«Podría haber líquido bajo la superficie en muchos lugares»

Divulgadas entonces por la NASA, las imágenes mostraban pequeños bultos cuyo tamaño aumentaba con el tiempo. Algunas cambiaron de posición, lo que apuntaba la posibilidad de que fueran incrustaciones de hielo.

Terminada la misión, los científicos han rescatado los datos disponibles para indagar a fondo en la naturaleza de estas gotas. Las conclusiones aparecen en un estudio titulado Pruebas físicas y termodinámicas de agua líquida en Marte, que 22 investigadores participantes en el proyecto presentarán en marzo en el Congreso de Ciencias Planetarias y Lunares que se celebrará en Houston.

El principal obstáculo para la presencia de agua líquida en Marte es, según los científicos, que con las bajas temperaturas y la escasa presión atmosférica, lo normal sería que el hielo cuya presencia Phoenix verificó se evapore directamente sin pasar por la fase líquida. Este proceso, llamado sublimación, se comprobó en la disminución de las placas de hielo analizadas.

Los científicos no descartan que haya microbios adaptados a la sal

Sin embargo, las sales reducen el punto de congelación del agua. Phoenix demostró la presencia de una sal, el perclorato, que actúa como anticongelante y que en grandes concentraciones puede mantener el agua líquida hasta -70ºC, dicen los científicos.

Las pistola humeante

El estudio justifica que las gotas en las patas de Phoenix son líquidas por sus propiedades y comportamiento. Su tamaño aumentó a lo largo del tiempo, lo que es coherente con el efecto higroscópico de las sales, que consiste en retener agua del vapor atmosférico. Según escriben los autores del estudio, la "pistola humeante" que confirma su hipótesis es el hecho de que una gota se movió para fusionarse con otra vecina, dejando detrás un resto menor que dejó de crecer, como sería de esperar.

¿Cuál sería el origen del agua? Smith y sus colaboradores sugieren que, durante el descenso de la nave, los cohetes de Phoenix pudieron fundir el hielo superficial y salpicar las patas. Pero según declaró a New Scientist Nilton Renno, primer firmante del estudio, el agua puede ser algo más que una rareza casual: "Podríamos tener soluciones salinas líquidas justo debajo de la superficie casi en cualquier lugar de Marte".

Como consecuencia de todo ello, los investigadores no descartan la presencia de vida. En la Tierra existen microorganismos adaptados a ambientes muy salinos, aunque los cálculos indican que el grado de salinidad de las gotas marcianas sería mayor que el que soportan los seres terrestres más resistentes.

Más noticias en Política y Sociedad