Público
Público

El primer ministro libanés concluyó las consultas para formar gobierno

EFE

El primer ministro libanés, Fuad Siniora, ha finalizado hoy las consultas parlamentarias que comenzó el viernes para formar un gobierno de unidad nacional, de acuerdo el pacto de Doha, que puso fin a una larga crisis política.

"Esperamos que el gabinete refleje lo alcanzado durante las reuniones de Doha, Taif y la coexistencia entre los libaneses", dijo Siniora en una rueda de prensa celebrada tras la última reunión.

Según el acuerdo de Doha, que el pasado día 21 puso fin a más de 18 meses de crisis política e institucional, que derivó en unos enfrentamientos armados que causaron al menos 65 muertos y 200 heridos, el Ejecutivo deberá estar formado por 30 miembros, 16 de la mayoría, 11 de la oposición (que tendrá derecho a veto), y tres del designados por el presidente.

Siniora se reunirá ahora con el presidente de la República, el recién electo Michel Sleiman, para informarle de las propuestas de los distintos grupos para intentar designar a las personas que formarán parte del nuevo gabinete, una tarea que se anuncia ardua y que según varios medios se espera para la próxima semana.

Sin embargo, el primer ministro no quiso dar ninguna pista sobre su composición ni comprometerse a fijar una fecha para anunciarlo.

Para la formación del nuevo gabinete no solo se tiene que tomar en consideración las reivindicaciones de los grupos parlamentarios, sino que también se deberán respetar ciertos equilibrios religiosos en un país levantado sobre un sistema confesional.

De este modo, las comunidades cristianas y musulmanas tendrán que contar cada una con 15 ministros y estos tendrán que repartirse según el peso demográfico de cada una.

El Gobierno deberá tener también representantes de todas las regiones libanesas, sin contar con la necesidad de repartir las carteras más sensibles de manera equilibrada entre la mayoría y la oposición.

La principal fuerza opositora, el grupo chií Hizbulá ha pedido tres ministerios, el de Energía y Agua, el de Telecomunicaciones y el Exteriores, según el periódico As Safir, próximo a la oposición.

Sin embargo, el diario precisa que el grupo chií ha solicitado hacerse cargo del primero y dejar los otros dos a un aliado suní y a otro druso.

El dirigente cristiano Michel Aoun, uno de los portavoces de la oposición, exigió públicamente cinco carteras, entre esas la de Hacienda, para su grupo "Corriente Patriótica Libre".

Sin embargo, las aspiraciones de la mayoría parlamentaría reunida en torno a la plataforma "Fuerzas del 14 de Marzo", aún no han trascendido y sus dirigentes se han limitado a afirmar que desean la formación de un gobierno de unidad nacional que responda a las aspiraciones de seguridad, estabilidad y prosperidad económicas del pueblo libanés.

Uno de los líderes de esta plataforma, Amil Gemayel, se limitó ha decir que habían pedido a Siniora que ningún ministerio relacionado con la soberanía del país fuera a parar manos de la oposición.

Más noticias de Política y Sociedad