Público
Público

Los primeros invidentes ya han votado sin ayuda gracias a un nuevo procedimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ciudadanos invidentes han podido ya ejercer su derecho a voto de forma secreta por primera vez en unas elecciones en España gracias a un novedoso procedimiento que permite a las personas con esta discapacidad votar sin ayuda de nadie.

En total, 1.623 ciegos, de los cerca de 60.000 electores ciegos en España votan hoy con este sistema tras haberlo solicitado al Ministerio del Interior entre el 15 de enero y el 15 de febrero.

El presidente de la Asociación Catalana para la Integración del Ciego, José Ángel Carrey, de 36 años, ha sido uno de los primeros en emitir su voto de esta forma en Barcelona.

"Siento una gran emoción porque he votado por primera vez solo, sin ayuda. Hasta ahora siempre tenía que ir acompañado para que cogieran la papeleta que yo quería, hoy ya lo he podido hacer solo", ha expresado un emocionado Carrey, que ha votado en el municipio barcelonés de Rubí.

En el distrito madrileño de Tetúan, Juan José Gonzaléz también manifestó su alegría tras depositar él mismo su voto y poder "por fin votar de forma libre, independiente y sin ayuda de nadie".

En Vitoria también han estrenado este sistema tres invidentes,entre ellos el director de la ONCE en Álava, Rafael Ledesma, quien a pesar de reconocer que existen barreras para las personas ciegas como escaleras en los colegios electorales o listas que no están adaptadas al lenguaje braille, aseguró que "por fin nos sentimos normales".

Para votar, todos ellos han recibido en su mesa electoral un maletín en el que, en tinta y lenguaje braille, se indica el procedimiento a seguir.

El estuche contiene dos sobres, uno para la elección al Congreso de los Diputados y otro para el Senado.

Para la elección de los diputados, el ciego dispone de tantos sobres (escritos en braille) como partidos concurran a los comicios con sus correspondientes papeletas (en tinta), de modo que solo tendrá que introducir la papeleta elegida en un nuevo sobre (en tinta), lo que garantiza la confidencialidad del voto.