Público
Público

Los primeros paros contra el ajuste paralizan Atenas

Los contribuyentes pagarán 700 euros más con la subida del IRPF

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Atenas amaneció ayer paralizada, en el primer episodio de una serie de movilizaciones que se prevé que durará varias semanas en protesta contra los nuevos ajustes anunciados por el Gobierno griego, para poder acceder a la ayuda de la UE y el FMI. Los medios de transporte públicos realizaron ayer una huelga de 24 horas, protestando contra la medida de mandar al paro temporalmente a 30.000 funcionarios. Metro, tranvía, tren de cercanías, y autobuses urbanos no funcionaron, dejando la capital helena con grandes problemas de desplazamiento, en la jornada en que en el resto de Europa se celebraba el día europeo sin coches. A la huelga se sumaron los taxistas, que protestan contra los planes de liberalizar su profesión, los profesores y los controladores aéreos. Los trabajadores del metro, el tranvía y los cercanías vuelven hoy a parar; los taxistas han convocado otra huelga de 48 horas para los días 27 y 28 de septiembre; y la Confederación de Funcionarios Públicos (Adedy) y la Confederación de Trabajadores de Grecia (GSEE) han convocado sendas huelgas generales para los días 5 y 19 de octubre.

Aunque los nuevos recortes, que afectan especialmente a los empleados públicos, y la subida de los impuestos se intuían desde hace días, su anuncio oficial el pasado miércoles provocó un clima de desilusión sin precedentes. El Gobierno de Yorgos Papandreu insiste en la necesidad de las nuevas medidas, que ponen a prueba la resistencias de los ciudadanos de un país que ve su bolsillo cada día más vacío y mientras aumenta la creencia de que los sacrificios son vanos.

Los desempleados han quedado exentos de la nueva tasa sobre la vivienda

Por ejemplo, la rebaja del mínimo exento de 12.000 a 5.000 euros en el IRPF afecta a unos 5,4 millones de contribuyentes. Una persona con unos ingresos anuales de 12.000 euros, que hasta ahora no pagaba nada, ahora tendrá que abonar unos 700 euros (los únicos excluidos de la medida son los menores de 30 años o mayores de 65). Los empleados públicos, por su parte, verán sus salarios reducidos hasta un 20-30%, o entre 300 y 400 euros anuales, con el nuevo sistema común de remuneraciones que el Gobierno impondrá a partir de noviembre. La subida del impuesto sobre el gasóleo para calefacción (pasa de 98 céntimos a 1,47 euros por litro, para igualarse con el de locomoción) supondrá un invierno bastante más frío para los griegos: cada hogar cargará con un gasto adicional de 150 euros al año.

La única buena noticia de las medidas ha sido la exclusión de los desempleados del nuevo impuesto sobre la posesión inmobiliaria.

El ministro de Finanzas compara Grecia con Argentina hace diez años

El primer ministro, Papandreu, y el titular de Finanzas, Evángelos Venizelos, presentaron ayer a su grupo parlamentario, el socialista Pasok, las medidas. Papandreu sostuvo que 'no hay otro camino para el país'. El mismo tono dramático mantuvo también Venizelos, quien justo después de su encuentro con el presidente de la república helena, Károlos Papulias, hizo hincapié en que, si no se aplican los nuevos ajustes, el país vivirá una situación semejante a la de Argentina hace una década.

Esta última declaración provocó la fuerte reacción de los partidos de la oposición. Alexis Tsipras, el líder de la coalición de izquierdas Syriza demandó que el ministro de Finanzas explicase a qué se refería. 'Señor ministro, usted demuestra una obediencia ciega a las exigencias de la troika. ¿No se da cuenta de que está en guerra con la sociedad?', dijo. Jristos Staikuras, portavoz del conservador Nueva Democracia, argumentó que 'el impuesto sobre la posesión inmobiliaria será inefectivo'.

Una de las imágenes de mayor impacto de la jornada en el Parlamento fue la de la diputada del partido comunista KKE Liana Kaneli, quien dio su discurso sosteniendo en la mano una barra de pan y una botella de leche, diciendo que 'una familia necesita 1.000 euros anualmente sólo para comprarse estas dos cosas'.

Más noticias en Política y Sociedad